¿Sabías que el anterior Ford GT era en realidad un proyecto de Dodge Viper con motor central desechado?

0

 

Para muchos fanáticos, el regreso del Ford GT en su anterior iteración a mediados de los años 2000 fue motivo de júbilo. Décadas después, un mito del automovilismo volvía a ponerse sobre el asfalto, pero en este caso, con un traje nuevo y una carga tecnología adecuada a los tiempos.

Pero detrás de él, se esconde una historia muy curiosa. Y es que, dicho Ford GT no es más que una idea rescatada de Chrysler 20 años atrás y que tenía pensado llevar a cabo con el Viper y que se ha mantenido en secreto hasta la fecha de hoy.

¿Sabías que el anterior Ford GT era en realidad un proyecto de Dodge Viper con motor central desechado?

Tal y como ha desterrado Hagerty en colaboración con Chris Theodore, que en aquel momento ostentaba el cargo de jefe de la sección de I+D de plataformas de vehículos pequeños, en el año 1996, un equipo de ingenieros de Dodge se pusieron manos a la obra para desarrollar la tercera evolución del Viper que contaría con un cambio muy radical en su configuración.

En Mayo de 1996 comenzó el estudio para un modelo de motor central, par el cual, se construyeron dos modelos a escala tras la realización de los modelados en CAD. Uno de ellos contaba con un diseño de motor inverso, con el propulsor enfocado hacia atrás con la transmisión hacia adelante y mediante un conjunto de engranajes se transmitía la potencia al diferencial. El segundo contaba con una configuración transaxle con el motor orientado hacia delante.

Se trató en todo momento de contener al máximo posible los costes, por ello, muchas piezas fueron tomadas de la primera generación del modelo, incluyendo también el V10 de 8 litros que equipaba. Este proyecto además se llevó en secreto y el núcleo duro de la compañía e incluso, el propio jefe de diseño de Chrysler, Tom Gale, no tenían constancia del proyecto, algo que posiblemente fue el detonante de que luego una vez presentado se mostraran bastante reacios a su viabilidad. Y ya, su estocada final fue cuando llegó Daimler en 1998 cuando finalmente el proyecto se archivó para no volver a saber de él.

Pero entonces… ¿cuál es el lazo que lo une con el Ford GT de 2005? Cuando Daimler y Chrysler se fusionaron en 1998, varios ingenieros como Chris Theodore que participaron en este desarrollo pasaron entonces a formar parte de Ford y ellos a su vez participaron en crear lo que finalmente fue el Ford GT, rescatando las ideas que habían llevado a cabo en Chrysler. Cuando se llevó ante la cúpula de la norteamericana del óvalo azul, gustó la idea y finalmente recibió luz verde.

 

¿Sabías que el anterior Ford GT era en realidad un proyecto de Dodge Viper con motor central desechado?