Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba Audi A5 Cabrio 1.8 TFSI 170 caballos Multitronic (parte 1)

2

Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de probar uno de los coches más bonitos y exclusivos del momento, nada menos que la versión Cabrio del Audi A5 un vehículo que aparte de por unas líneas más que llamativas destaca por el uso de una capota de lona en vez de una capota de metal como usa actualmente la práctica totalidad de sus rivales.

Gracias a este tipo de capota encontramos un techo mucho más suave en sus formas y, curiosamente, personalmente me esperaba un sonido en marcha mucho más fuerte, algo que ocurre en todos los descapotables con techo de lona y que curiosamente Audi ha sabido solucionar perfectamente con un techo de lona reforzado tal y como veremos más adelante.

Estética

Si nos fijamos en la estética de este peculiar vehículo encontramos un perfecto ejemplo de cómo se debe crear un coupé estéticamente deportivo sin perder ni una pizca de ese aire elegante que tanto nos gusta, algo lógico teniendo en cuenta que para la creación de este vehículo se han basado en algo tan interesante como el Audi A5 Coupé.

No debemos olvidar que si por algo destaca el Audi A5 Cabrio es precisamente por sus 4.62 metros de longitud y sus 1.85 metros de ancho, medidas que lo sitúan por encima de sus rivales más directos, por ejemplo el BMW Serie 3 Cabrio mide 4.50 metros de largo y 1.78 metros de ancho

Por ejemplo, partimos de su frontal encontramos un diseño realmente musculoso marcado, como en casi todo los modelos de la marca, por una enorme parrilla con la que realmente se consigue dar mucho más carácter a un frontal marcado por unos faros que verdaderamente destacan por las luces LED diurnas incorporadas en la parte inferior de los mismos. Llegados a este punto tengo que destacar el marco plateado que recorre el parabrisas y que contrataba con el precioso color rojo de su carrocería.

Si nos fijamos en su línea lateral quizás lo más destacable precisamente sea la capota de lona, algo que llama mucho la atención ya que todos sus rivales han optado por un techo de metal. Aun así, el atrevimiento por parte de los diseñadores es de agradecer ya que, aparte de conseguir un techo mucho más ligero, ganar algo de espacio en el interior y sobre todo litros en el maletero con la capota plegada se haya instalado una luneta de cristal y su plegado se realice en menos de 20 segundos a una velocidad máxima de hasta 50 km/h

Una vez llegamos a la parte trasera encontramos un vehículo que destaca precisamente por un diseño realmente anguloso y atractivo marcado por unos faros mucho más estrechos que en otras versiones implementados a base de luces LED, algo que da un aspecto mucho más deportivo a la trasera. Aun así, es de agradecer que gracias a la capota de lona prácticamente no se haya perdido esa espectacular línea que luce la versión Coupé.

Interior

Después de la pertinente vuelta alrededor de un vehículo tan atractivo como este toca el turno de abrir sus puertas y ver qué puede ofrecernos este cabrio tan atractivo, ¿estará acorde con la presencia exterior? ¿Habrán sabido mantener la elegancia y deportividad del diseño exterior? Para eso tan sólo tenemos que abrir sus puertas y echar un vistazo al interior

Antes de continuar tenemos que dejar claro que estamos ante un descapotable de cuatro plazas y que, con la capota puesta las plazas traseras todavía ofrecen un espacio más que suficiente para cualquier adulto de menos de 1.80. Quizás encontremos ciertas pegas con la verticalidad de los asientos pero, aun así, son bastante cómodos.

En cuanto a las plazas delanteras nos encontramos con unos asientos deportivos con multitud de ajustes, todos ellos eléctricos, lo que ayuda no solo a que sea realmente fácil encontrar una postura de conducción cómoda con la que poder hacer cientos de kilómetros sin ningún malestar sino que los asientos son mullidos y realmente cómodos.

Por otro lado, al ser asientos eléctrico tenemos que destacar que, al abrirlos para posibilitar a los ocupantes de las plazas traseras su entrada y salida estos se mueven hacia delante de forma totalmente automática mientras que, para volver a su posición has de pulsar un botón, algo muy útil para ajustarlos al hueco necesario por las rodillas de cualquier persona que se siente detrás.

Como detalle final, podemos destacar el paravientos incorporado de serie en todas las versiones cuya instalación es realmente fácil de realizar y que, una vez puesto, como en casi todos los modelos de este tipo, cubre las plazas traseras por lo que se volverán inaccesibles para cualquier ocupante. Con el puesto podrás circular por carretera sin ningún tipo de turbulencia, algo de agradecer.

Si nos fijamos en el salpicadero, en un primer lugar nos llamará mucho la atención el magnífico tacto del volante, en esta ocasión con levas para el cambio automático Multitronic o el enorme cuadro de instrumentos situado tras el mismo. Precisamente dentro de este cuadro es de agradecer un ordenador de abordo tan simple pero a la vez capaz de mostrarte en todo momento todo tipo de información de forma clara y concisa.

A la derecha del mismo encontramos una gran pantalla para el navegador, un navegador simplemente excelente ya que, aparte de ser capaz de mostrar las ciudades en tres dimensiones, sobre todo las más importantes, en todo momento nos va indicando los restaurantes y gasolineras más cercanos a nuestra posición durante nuestro trayecto.

Bajo el sistema de navegación encontramos dos aireadores centrales, el cargador de CD’s con capacidad para dos tarjetas SD y el climatizador bizona. Concretamente nuestra unidad de pruebas también equipaba asientos calefactables, un extra más que aconsejable que tiene un precio de 420 euros si queremos esta función tan sólo para los asientos delanteros y 720 si queremos también los traseros

Finalmente llegamos al selector del cambio Multitronic, una palanca un tanto “rara” pero que, sin lugar a dudas, es una de las más cómodas que he podido probar. Alrededor de la misma encontramos una cantidad enorme de botones con los que controlar uno de los sistemas de navegación más fáciles e intuitivos del mercado.

Otro aspecto destacable del Audi A5 Cabrio es la capacidad de su maletero que se eleva con la capota puesta hasta los 380 litros, una capacidad más que digna que, aunque esté feo comparar es 30 litros superior a la del BMW Serie 3 Cabrio. Si plegamos la capota nos encontramos con un espacio de 320 litros.

Enlaces: Prueba Audi A5 Cabrio 1.8 TFSI 170 caballos Multitronic (parte 2)
Fotos: SMJ

Relacionado