Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba Kia Ceed 1.6 CRDi 128 caballos Active Eco-Dynamics (parte 1)

1

En nuestra última prueba hemos tenido la suerte de poder probar la última versión de uno de los compactos de moda, un compacto que quizás se conozca más por la publicidad que hace de él nuestro Rafa Nadal que por otra cosa, un compacto que hasta ahora no gozaba de la popularidad que se merece pero por el que queremos romper una lanza a su favor.

Como podrás comprobar líneas más abajo el nuevo Kia Ceed hará que cambiemos el chip con el que hasta ahora mirábamos a la marca coreana encargada de su fabricación ya que quedará perfectamente comprobado que, tras años de esfuerzo Kia sabe hacer buenos coches, de calidad y a un precio más que competitivo.

Si en un principio mi interés se centraba más por ver qué era capaz de ofrecer Kia en un vehículo para dar 7 años de garantía al final esto se quedará como un mero “extra” más para comprar un vehículo sumamente atractivo en cuanto a prestaciones, muy completo en cuanto a equipamiento y sobre todo que nada tiene que ver con los antiguos Kia bastante “feos” estéticamente que normalmente surcan nuestras carreteras.

Estética

Concretamente me gustaría empezar este apartado hablando de la propia Kia, una marca que pocos conocen y tienen en cuenta a la hora de comprar un coche quizás por no ser europea o porque creen que lleva fabricando coches 10 o 15 años. Fuera de todo esto precisamente Kia es una marca que nació en 1944 pero que llegó a España en la década de los 90. Precisamente el salto de calidad en cuanto a diseño y tecnología se ha conseguido tras la fusión con el Grupo Hyundai.

Tras este pequeño inciso histórico tenemos que destacar que el Kia Ceed en su última versión me ha llamado bastante la atención en cuanto a estética gracias ciertos detalles de calidad que sin lugar a dudas animan a su compra, detalles entre los que tenemos que mencionar un frontal realmente musculoso en el que lo más destacado son sus faros de gran tamaño o sus enormes entradas de aire decoradas con una rejilla de curioso diseño. En medio de todo una enorme calandra coronada con el logo de la marca muy similar a la que están montando las últimas creaciones de Kia.

Dejando de lado el frontal y moviéndonos por el lateral del vehículo nos encontramos con una línea más o menos deportiva, llantas de aleación de 16 pulgadas y poco más. En la trasera el conjunto se ha terminado con unos faros traseros con símil a tecnología LED y un portón de grandes dimensiones. Verdaderamente un vehículo muy al gusto europeo pero en el que no me quedaría verdaderamente a gusto si no mencionase lo poco que ha arriesgado Kia en él. Esto gusta, esto vende, esto fabrico.

Digo esto ya que, tal y como se puede ver en las fotos, Kia ha fabricado un vehículo que seguro otorgará a la marca un buen extra en ventas, pero solo eso, ya que la marca coreana, en cuanto a diseño, no se ha mojado ni un poquito quizás por miedo a una mala recepción por parte de un mercado saturado de modernos y exclusivos compactos. Para alcanzar ese “extra” los ingenieros de la marca deberían comenzar a arriesgar un poco al igual que en otros modelos como el Sportage.

Interior

Una vez desgranamos la europeizada estética de este pequeño compacto toca el turno de, llave en mano, abrir la puerta y montarnos en su interior donde lo primero que te llamará la atención es el atractivo diseño de su volante o una consola central muy atractiva y muy bien resuelta, verdaderamente un habitáculo muy bien acabado capaz de competir en igualdad de condiciones con la mayoría de los mejores compactos europeos del mercado.

Precisamente en este sentido es donde me gustaría dar la enhorabuena a Kia, una marca que ha vuelto a demostrar que cuando quiere sabe trabajar muy bien. Aun así, nuestro deber es desgranar todo su trabajo y precisamente, aunque todo muy bien resuelto y muy funcional también te llamará mucho la atención el hecho de que todo se haya resulto mediante plásticos duros, punto que ha de mejorarse con urgencia en futuras versiones.

Pero todo en este vehículo no va a ser malo ya que, aunque para nuestro gusto quedan demasiados plásticos a la vista hay que destacar que por ejemplo los plásticos más visibles (salpicadero y parte superior de las puertas) presentan un tacto muy agradable mientras que los plásticos duros presentes en el centro de la consola central (parte baja del salpicadero, radio y climatizador) se presentan lisos y en un tono mate más que correcto, tono que queda muy bien contrastado con detalles en símil aluminio presentes en puertas, aireadores frontales y radios inferiores del volante.

En cuanto al volante destacar que en nuestra versión vienen incorporados los mandos tanto del equipo de sonido, radio superior izquierdo, el control de crucero, radio superior derecho y, como curiosidad, al menos yo nunca los había visto situados en esa posición, tenemos el botón para descolgar y colgar el teléfono así como el mando del ordenador de abordo en los radios inferiores. Como detalle, destacar que, aunque el volante y el pomo de la palanca de cambios se presentan tapizados en cuero también es cierto que el volante no lo parece y podría pasar por un volante común y corriente de plástico, algo similar pasa con la palanca de cambios aunque esta desprende un halo de mejor calidad.

Entre la consola y la palanca de cambios nos encontraremos con ciertos elementos del equipamiento como el mechero, la entrada USB para la radio o una toma de 12V. Encima de estos elementos, como es lógico nos encontramos con el cenicero o una pequeña guanterita muy útil y de un tamaño más que correcto donde dejar nuestros enseres más habituales. Siguiendo con este tema me gustaría destacar el detalle de que la guantera en esta versión se presenta refrigerada, muy útil en viajes largos para poder llevar algún tipo de bebida más o menos fresca.

Para acabar tenemos que hablar de sus asientos, verdaderamente cómodos y confortables para todo tipo de personas. Aun así, quizás se eche en falta mucho más agarre lateral, sobre todo en las plazas delanteras. Por su parte, las plazas traseras presentan una butaca bastante mullida y un acceso más que bueno. Quizás la pega en este sentido viene en la plaza central, mejor no usarla salvo en situaciones esporádicas ya que las formas de la butaca en esta parte en concreto no sean todo lo convenientes que deberían.

Si quieres saber mucho más sobre este económico y atractivo compacto nos vemos en la siguiente parte de la prueba donde nos detendremos en aspectos tan importantes como su comportamiento en carretera, consumos, precio, prestaciones, equipamiento…

Enlaces: Prueba Kia Ceed 1.6 CRDi 128 caballos Active Eco-Dynamics (parte 2)

Relacionado
  • IGC

    Tenía muchas ganas de leer un artículo sobre este vehículo, uno de los más injustamente ignorados del panorama automovilístico español donde siempre se valorarán más marcas como Seat o VW aunque sólo aporten diseños trasnochados, precios elevados y averías constantes.
    Gracias!!