Prueba: Kia Soul 1.6 CRDi Drive (equipamiento, comportamiento, conclusión)

0
Prueba Kia Soul CRDi Drive
7.3 / 10 Puntuación total
Pros
- Precio - Habitáculo amplio - Suavidad de marcha
Contras
- Prestaciones - Lagunas de equipamiento - Sistema multimedia
Habitáculo8.5
Motor6
Comportamiento7.5
Equipamiento8
Diseño6.5

Continuamos con la prueba que esta semana os ofrecemos sobre uno de esos coches difíciles de encasillar, tanto por tamaño como por estética. Nos referimos a la segunda generación del Kia Soul, que ha vuelto a nuestro mercado tras una profunda revisión que busca mejorar las cifras de venta de su predecesor.

En la primera parte de la prueba analizamos aspectos tan importantes como el diseño, el habitáculo y la mecánica del modelo surcoreano. Si todavía no la has leído puedes hacerlo aquí. Esta segunda entrega estará dedicada a conocer el listado de precios y equipamientos disponibles en nuestro mercado, y como no, a nuestra habitual prueba de conducción donde comprobamos sus cualidades dinámicas.

Equipamiento

El Kia Soul con motor diésel tiene un precio de partida en nuestro país –descuentos de marca aplicados- de 14.551 euros, asociado al nivel de equipamiento más sencillo denominado Concept. Con ese acabado incluye de serie elementos como volante multifunción, aire acondicionado, control de crucero con limitador de velocidad, sensor de luces, cuatro elevalunas eléctricos, faros antiniebla, llantas de aleación de 16 pulgadas, apoyabrazos central delantero, bluetooth, cámara trasera de estacionamiento, etcétera.

Un escalón por encima se encuentra el acabado Drive, que es con el que cuenta nuestra unidad de pruebas. Tiene un precio de 16.251 euros y añade a lo anterior climatizador automático, sensores de aparcamiento traseros, tiradores exteriores cromados, ópticas delanteras y traseras con tecnología LED, retrovisor interior electrocrómico y lunas oscurecidas.

Prueba: Kia Soul 1.6 CRDi Drive (equipamiento, comportamiento, conclusión) 6

Por último podemos escoger el acabado Emotion, que por un precio de 19.876 euros añade el techo solar panorámico, llantas de aleación de 18 pulgadas, llave inteligente y botón de arranque, Pack SUV, guantera refrigerada, navegador y sistema de audio Infinity.

En las versiones menos equipadas, se puede equipar el Pack SUV por 1.250 euros, que incluye aros cromados en los antiniebla y faldones en negro piano por toda la carrocería. En el acabado Drive el techo solar panorámico tiene un sobrecoste de 700 euros. Ninguna de las versiones ofrece la opción de equipar faros de xenón ni limpiaparabrisas automático.

En el apartado de seguridad todas las versiones incluyen de serie 6 airbags, sistema de ayuda para el arranque en pendiente, control de presión de los neumáticos, control de estabilidad y parpadeo de luces de freno en caso de emergencia.

Comportamiento

Prueba: Kia Soul 1.6 CRDi Drive (equipamiento, comportamiento, conclusión) 3

El Kia Soul es un coche agradable de conducir, se percibe una buena calidad de rodadura y resulta ágil sin llegar a ser deportivo. Las suspensiones tienen un tarado que tiende al confort, pero que aun así no compromete en exceso al conjunto en curvas enlazadas, donde muestra leves balanceos y un carácter subvirador aunque bastante predecible. Buena parte de ese buen comportamiento se debe a que esta generación del Soul comparte plataforma con su hermano, el Kia Cee´d. La dirección es precisa aunque poco comunicativa y de tacto artificial. Es posible regular su dureza, aunque al hacerlo no se percibe una gran mejoría en su manejo.

Su hábitat natural es la ciudad, donde salen a relucir una buena visibilidad y una dirección eléctrica ajustable que en su configuración más blanda resulta cómoda para las tareas de aparcamiento. Desde la versión de acceso a la gama cuenta con cámara de estacionamiento trasera que aunque se ha de visualizar en una pantalla demasiado pequeña es de gran ayuda. El consumo medio en ciudad durante nuestra prueba no ha sobrepasado en ningún momento los 7 litros, quedando fijado poco por debajo de esa cifra.

Prueba: Kia Soul 1.6 CRDi Drive (equipamiento, comportamiento, conclusión) 5

Cuando nos alejamos de la urbe y nos enfrentamos a situaciones como adelantamientos, subidas prolongadas o incorporaciones comprometidas nos damos cuenta de que al propulsor le falta buena parte de la “chispa” que debería tener un motor de su potencia, y al que es necesario mantener por encima de las 2.000 vueltas para obtener una respuesta adecuada a nuestra demanda de aceleración. Sin duda el bloque motor no llega a la altura del buen chasis, ni tampoco de una caja de cambios de seis velocidades que se maneja de forma suave y precisa.

Tras una semana de conducción en todo tipo de circunstancias el ordenador de a bordo marcaba un consumo medio de 6,1 litros por cada 100 Km. No es una mala cifra, pero queda bastante lejos de los 4,8 litros declarados por el fabricante, sobre todo si tenemos en cuenta que salvo momentos puntuales en los que probamos sus prestaciones, se practicó una conducción económica.

Conclusión

Prueba: Kia Soul 1.6 CRDi Drive (equipamiento, comportamiento, conclusión) 2

La nueva generación del Kia Soul vuelve a nuestro mercado con la misma imagen descarada y juvenil que caracterizaba a su predecesor, aunque mejorando buena parte de los aspectos que hicieron que no tuviera una gran acogida en nuestro mercado. Opino que su estética seguirá siendo un lastre de cara a sus ventas en nuestro país, que aunque poco a poco empieza a aceptar diseños que se salen de la senda habitual, no resulta tan atractivo como sus principales rivales.

El habitáculo es espacioso y de buena calidad, y aunque se echa en falta algún que otro elemento de confort se puede decir que está muy bien terminado. El maletero es muy aprovechable y me ha gustado mucho la división del espacio en distintas alturas y compartimentos.

Muestra un buen comportamiento en carretera, más que suficiente para las pretensiones del público al que está destinado, donde destaca su confort de marcha y la precisión de su caja de cambios. Del propulsor diésel de 128 CV  no se puede decir lo mismo, ya  que aunque es suficiente para mover con relativa soltura el conjunto, adolece de una falta de respuesta, sobre todo a bajo régimen, que ensombrece el resultado final.

En relación con sus competidores más cercanos y dejando le estética a un lado, se puede considerar al Soul como una gran alternativa, sobre todo si tenemos en cuenta su equipamiento de serie y su atractivo precio final.

Kia Soul 1.6 CRDi Drive

Si te interesa esta noticia...