Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba: Kia Soul 1.6 CRDi Drive (diseño, habitáculo, mecánica)

0

Hoy os traemos la prueba que hemos realizado sobre uno de los coches más originales y desenfadados del panorama automovilístico actual. Tras una primera generación que pasó por nuestro mercado sin pena ni gloria, desde Kia han decidido no tirar la toalla y pulir el Soul hasta convertirlo en el coche que tienes ante tus ojos.

Sin un espacio predefinido dentro del mercado, el Kia Soul se convierte en una alternativa a los cada vez más populares SUV de pequeñas dimensiones como el Renault Captur, el Nissan Juke, el Skoda Yeti o el Peugeot 2008, un segmento que muchas marcas han utilizado para mostrarnos sus diseños más modernos y atrevidos.

Nos hemos puesto al volante de la versión “Drive” con propulsor diésel de 128 CV durante una semana para acercarte todos los detalles de este Kia Soul que seguro no te dejará indiferente.

Diseño

Prueba: Kia Soul 1.6 CRDi Drive (diseño, habitáculo, mecánica) 2

Como he dicho antes, la estética de este vehículo es su principal reclamo gracias a unas proporciones poco habituales y a un diseño que se separa de los estándares habituales para ofrecer algo distinto. Como suele pasar con este tipo de diseños, los defensores y detractores se reparten prácticamente a partes iguales, pero es indudable que es un coche que llama la atención a pie de calle.

Sus dimensiones son 4,14 metros de largo, 1,80 metros de ancho y 1,60 metros de alto. La distancia entre ejes es de 2,57 metros.

El frontal es una de las zonas más llamativas, alto y de diseño vertical que hace destacar unas grandes ópticas con tecnología LED para su función diurna dispuestas a ambos lados de una calandra ciega en acabado negro brillante. Más abajo una gran rejilla de color negro que se ensancha a medida que baja y acaba en los faros antiniebla rodeados por un anillo cromado.

Prueba: Kia Soul 1.6 CRDi Drive (diseño, habitáculo, mecánica) 5

Esas esferas cromadas, junto a los faldones en acabado negro piano forman parte del pack SUV, que montaba nuestra unidad de pruebas por un precio de 1.250 euros. La vista lateral es la más llamativa del conjunto, con líneas rectas y proporciones de “coche de juguete”, donde los pilares acabados en negro brillante dan sensación de continuidad a una superficie acristalada que disminuye a medida que se acerca a la zaga.

Las llantas son de 16 pulgadas y montan neumáticos con medida 205/60/R16. No resultan nada llamativas en comparación con las de otras marcas que apuestan de forma clara por tamaños superiores, pero la parte positiva es un confort de marcha notablemente superior.

Prueba: Kia Soul 1.6 CRDi Drive (diseño, habitáculo, mecánica) 6

En la zona trasera los diseñadores han jugado con un doble tono de pintura para realzar el portón, las ópticas y el paragolpes en una zona con un diseño totalmente vertical. El diseño obliga a que la boca de carga del maletero quede excesivamente alta.

Habitáculo

Prueba: Kia Soul 1.6 CRDi Drive (diseño, habitáculo, mecánica) 3

El diseño interior del Soul es personal, aunque mucho menos llamativo que el exterior. En esta zona se ha apostado por materiales que resultan agradables al tacto y dan sensación de calidad y durabilidad. La visibilidad es uno de los puntos destacados con respecto a su predecesor, al que supera gracias a un Pilar A menos aparatoso.

La posición de conducción es adecuada, ligeramente elevada con respecto a la de un compacto y con unos asientos cómodos que recogen bien el cuerpo. El volante de tres radios incorpora la mayoría de funciones que el conductor puede necesitar, aunque con un número demasiado elevado de botones que resulta abrumador hasta que nos acostumbramos a su uso.

Prueba: Kia Soul 1.6 CRDi Drive (diseño, habitáculo, mecánica) 7

El cuadro de instrumentos es de corte clásico, con una esfera central que incorpora el indicador de velocidad y una pobre pantalla con información del ordenador de a bordo y dos más auxiliares para revoluciones del motor, nivel de combustible y temperatura. La pantalla central también tiene un tamaño insuficiente, que dificulta su función táctil y da un aspecto poco llamativo a la consola central, sobre todo si tenemos en cuenta que está enfocado a un cliente joven y moderno que valora mucho este tipo de “gadgets”. Dispone de bastantes huecos portaobjetos de diferentes tamaños que resultan muy útiles, incluyendo uno bajo la tapa del apoyabrazos central.

Prueba: Kia Soul 1.6 CRDi Drive (diseño, habitáculo, mecánica) 9

En la segunda fila de asientos pueden viajar de forma cómoda tres adultos con estatura superior a la media, con buen espacio sobre todo en lo que a altura se refiere, una sensación de amplitud que se extiende a las plazas delanteras y que aumenta en combinación con el gran techo solar panorámico -700 euros-. Las plazas traseras no cuentan con salidas de aire del climatizador ni toma de corriente de 12v.

Prueba: Kia Soul 1.6 CRDi Drive (diseño, habitáculo, mecánica) 8

El maletero tiene un volumen total de 354 litros, repartidos en dos alturas. La principal cubica 238 litros, y bajo la tablilla encontramos un segundo espacio de 116 litros dividido en tres espacios que resulta muy útil para alojar objetos no muy grandes y que no vayan moviéndose por el maletero. Si abatimos los respaldos traseros –en una proporción de 60/40- obtenemos una capacidad de 1.383 litros, aunque los respaldos no llegan a quedar enrasados con la superficie de carga.

Mecánica

Prueba: Kia Soul 1.6 CRDi Drive (diseño, habitáculo, mecánica) 10

El Kia Soul 1.6 CRDi cuenta con un bloque diésel turboalimentado de cuatro cilindros y 1,6 litros que ofrece una potencia al eje delantero de 128 CV a 4.000 RPM y un Par de 260 Nm entre las 1.900 y las 2.750 RPM. Cuenta con sistema automático de parada y arranque –start&stop-.

Acelera de 0 a 100 Km/h en 11,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 180 Km/h, todo ello homologando un consumo medio en ciclo mixto de 4,8 litros por cada 100 Km. Este propulsor es veterano, y uno de los puntos débiles de este coche, que adolece de una falta de respuesta a bajo régimen que ensombrece su conducción.

Prueba: Kia Soul 1.6 CRDi Drive (diseño, habitáculo, mecánica) 4

La caja de cambios es manual de seis velocidades, con unos recorridos de palanca suaves y bien definidos que me han dejado buen sabor de boca. La dirección por su parte es de asistencia  totalmente eléctrica, y cuenta con el sistema Flex Steer, que permite ajustar la dureza en tres niveles diferenciados –comfort, normal y sport-. El eje delantero monta una suspensión de tipo McPherson dejando la trasera en manos de un eje torsional.

En la segunda parte de la prueba profundizaremos en todos los aspectos mecánicos analizando su comportamiento en nuestra habitual prueba de conducción. No faltará el repaso a su listado de precio y equipamiento en nuestro país, ¡no te la pierdas!

Enlace: segunda parte de la prueba (equipamiento, comportamiento, conclusión)

Relacionado