Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba Nissan Juke 1.6 Turbo 4×4 190 caballos (parte 2)

0

Tras la primera parte de la prueba del Nissan Juke 1.6 Turbo 4×4 190 caballos donde, como es costumbre nos dedicamos a temas mucho más mundanos como ver qué puede ofrecer este vehículo tanto a nivel estético donde su peculiar apariencia puede llegar a enamorarte mientras que su habitáculo peca precisamente de los compromisos estilísticos tomados en el exterior.

Tras detallar y discutir sobre estos puntos tan importantes que deberás tener muy en cuenta si estás decidido por este vehículo pasamos a algo quizás igual o incluso más importante como es ver de qué es capaz un vehículo como el que ves en pantalla, pequeño, dinámico, con tracción a las cuatro ruedas y 190 caballos con los que puedes pasarlo muy bien. ¿Nos acompañas?

Mecánica y Comportamiento

Antes siquiera de comenzar con la prueba y ver de qué es capaz este atractivo y potente Juke tenemos que hablar de su motor. Un 1.6 turbo de inyección directa capaz de desarrollar una potencia máxima de 190 caballos y 240 Nm de par máximo. Un bloque que puede ir acoplado a una caja de cambios manual de seis velocidades o, como en el caso de nuestra unidad de pruebas, a una caja de cambios automática “XTRONIC CVT” de variador continuo que puede funcionar como si tuviese seis velocidades gracias a sus posiciones prefijadas.

He de comentar que si por algo te llamará especialmente la atención el Juke 190 caballos es precisamente por el enorme caudal de fuerza que tiene el motor, algo que finalmente se traduce en un pequeño todocamino urbano muy rápido que, unido a unas cualidades dinámicas muy trabajadas que lo hace un vehículo sumamente ágil hacen de este, al contrario de lo que puedas imaginar, un vehículo muy divertido.

Por otro lado este es el Juke 4×4, un modelo asociado a lo que Nissan denomina como Torque Vectoring Control, un sistema que, en condiciones normales hace que tu Juke funcione como un vehículo de tracción delantera hasta que el sistema detecta algún tipo de pérdida de tracción, momento en el que una centralita es capaz de distribuir de forma automática y transparente hasta en un 50% entre ambos ejes. Por otro lado, el sistema también puede llegar a distribuir el par entre las ruedas hasta en un 0 a 100% dependiendo de la rueda que más lo necesite.

Como ves, la cosa puede llegar a ponerse más que interesante, tal es el caso que, tras recoger la unidad de prensa y recorrer Madrid para finalmente dirigirme al sur de España pude comprobar que el coche se mueve como pez en el agua por atascos, adelantamientos… Sinceramente, algo que no me esperaba. Por el contrario me pareció que, para ser un vehículo de estas características montaba una suspensión quizás demasiado dura.

Llega el momento de salir a autovía, nos esperan nada menos que algo más de 300 km por delante por lo que, como tampoco hay demasiada prisa y vamos bien de hora decidimos viajar en modo ECO, quizás el modo más económico donde el coche se muestra mucho más dócil y manejable de lo que puedas imaginar. Poco tiempo después es obligatorio poner el modo Sport.

Precisamente en este modo es donde el Juke nos muestra verdaderamente todo su potencial y he de comentarte que ni mucho menos es poco. Gracias a que nuestro vehículo era el 4×4 el sistema no pierde demasiada tracción y en caso de pérdidas gracias al peculiar tracción a las cuatro ruedas o al control de estabilidad no tienes por qué tener ningún miedo ya que, antes siquiera de que puedas empezar a preocuparte, el vehículo se recupera y solventa la incidencia de forma rápida y transparente para el conductor.

Después de nuestro particular viaje por carretera llega el momento de enfrentarnos un tramo algo más divertido donde he de reconocer que el Juke se comportó de maravilla, quizás peque de balanceos en su carrocería, mucho menos de lo que esperaba y ofrece la competencia por lo que, en este sentido, el Juke sale airoso. Lamentablemente sí que pudimos comprobar que el comportamiento de los frenos puede empezar a fatigarse alargando en exceso la frenada.

Pero si circular por tramos de carretera de curvas y puertos de montaña puede ser algo divertido, sin lugar a dudas donde mejor se mueve el Juke es precisamente en caminos sin asfaltar a un ritmo alto, sobre todo gracias al sistema de tracción a las cuatro ruedas. Como es lógico, el problema anteriormente mencionado con los frenos quizás nos haga ir algo más despacio y ser prudentes, algo que nunca está de más. Personalmente no me gustaría romper mi record hasta la fecha de no tener percances con ningún vehículo de pruebas.

Como ves, sin lugar a dudas en cuanto a rendimiento, 190 caballos son mucha potencia sea cual sea el coche, y un dinamismo simplemente sorprendente hacen de este vehículo un todocamino urbano totalmente recomendable aunque todo tiene su parte negativa y, en esta ocasión viene cuando miramos los consumos.

En carretera a ritmos legales en modo ECO y sin cambios bruscos de velocidad el ordenador de a bordo nos marcaba un consumo de 7.4 litros/100 km, algo que no está nada mal para un vehículo gasolina de 190 caballos mientras que circulando algo más rápido de la cuenta el consumo puede subir perfectamente por encima de los 13 litros/100 km. La media durante toda la prueba, algo más de 1.200 km, siempre estuvo muy próxima a los 10 litros/100 km.

Un vehículo que quizás no sea el mejor ejemplo en cuanto a consumos, digo esto ya que la media de este vehículo y la ofrecida por el Audi RS3 (parte 1, parte 2) que probamos la semana pasada no se diferencian demasiado. Por el contrario, este vehículo tiene un depósito de tan sólo 50 litros lo que hará que visites la gasolinera mucho más frecuentemente de lo que te gustaría.

Equipamiento

Llegamos al apartado de equipamiento y, antes de continuar, he de mencionarte que a diferencia de otros vehículos como los de procedencia alemana que puedes elegir lo que equipas o no en tu vehículo, en este caso lo que tenemos son “niveles”, dependiendo del nivel elegido tendrás mayor o menor cantidad de “extras”. En este caso el equipamiento del Juke es el siguiente.

En un primer nivel encontramos los Juke Visia, un modelo que básicamente es un SUV de ciudad equipado con llantas de acero de 16 pulgadas, equipo de sonido con radio/cd y cuatro altavoces, conector auxiliar, sistema de cierre con mando, ordenador de a bordo, asientos traseros abatibles, dirección asistida y retrovisores ajustables eléctricamente.

En un nivel superior encontramos el Juke Acenta, un vehículo que además de lo expuesto incorpora climatizador automático, control dinámico (funciones Eco, Normal y Sport), regulador y limitador de velocidad, bluetooth, volante multifunción y pomo tapizados en piel, llantas de aluminio de 17 pulgadas, faros antiniebla, escape cromado, manetas y embellecedores pintados en el color de la carrocería, radio/cd con entrada USB.

Para los más exigente encontramos el nivel Juke Tekna Sport, que a la versión Acenta añade elementos como llantas de diseño deportivo, tapicería en alcántara, lunas traseras tintadas, consola disponible en rojo fuerte/gris brillante e incluso pedales deportivos si te decides por la versión equipada con los 1.6 Turbo.

Finalmente llegamos al nivel de equipamiento Juke Tekna Premium, gama a la que pertenece nuestra unidad de pruebas y que equipa, además de todo lo expuesto anteriormente, elementos como el Nissan Connect (navegador 3D con pantalla táctil de 5 pulgadas), seis altavoces, cámara de visión trasera, entrada y salida sin llave, arranque por botón, sensor de luces y lluvia así como plegado eléctrico de los retrovisores exteriores.

Después de todo esto siempre es interesante destacar las opciones de personalización exterior a base de vinilos, cromados, protectores… sobre todo si quieres dar un toque mucho más personal a un vehículo como el Nissan Juke.

En cuanto a seguridad, he de reconocer que siempre he alabado el buen hacer de Nissan, es decir, desde las versiones de acceso a la gama, quizás las menos apetecibles debido a la falta de equipamiento, se incluyen los mismos sistemas de seguridad presentes en las versiones más equipadas. Estamos hablando de sistemas como la incorporación de cinco cinturones, airbags frontales, laterales y de cortinilla, reposacabezas delanteros activos, ABS, ESP, distribución de la frenada, ayuda a la frenada de emergencia…

Precios y conclusiones

Llegamos al final de esta divertida prueba realizada sobre uno de los SUV más divertidos y atrevidos del momento y, como ya costumbre, llega el momento de hablar de precios. En versión gasolina encontramos un Juke equipado con el motor 1.6 en potencias que van desde los 16.550 euros de la versión más básica hasta los 24.900 euros de la versión probada. Si prefieres tu Nissan Juke equipado con motor diesel de 1.5 litros el precio parte de los 18.250 euros para el modelo de 110 caballos llegando a los 23.100 euros de la versión mejor equipada.

En cuanto a mi opinión personal tan sólo puedo asegurarte que, a nivel estructural y de chasis, quizás estemos ante uno de los SUV de gama media más impactantes del mercado. En cuanto a motores, quizás yo hubiese optado por la gama diesel de 110 caballos, motor más que suficiente para mover con soltura un vehículo de estas características. Si no te asustan los consumos el 190 caballos sin lugar a dudas juega en otra liga.

Personalmente si lo que buscas es un SUV muy completo, sobre todo en los acabados superiores, y diferente al resto del mercado creo que el Nissan Juke en cualquiera de sus variantes el modelo que buscas ya que, hasta la fecha, ningún constructor ofrece nada semejante a este modelo.

Prueba Nissan Juke 1.6 Turbo 4×4 190 caballos

Fotos: SMJ

Si te interesa esta noticia...