Prueba: Opel Adam 1.4 100 caballos (equipamiento, comportamiento, conclusión)

0

Llegamos a la segunda parte de la prueba que esta semana estamos realizando sobre el Opel Adam, un utilitario de lo más “chic” que, al menos en la configuración que tenía la unidad cedida, era de lo más interesante y atractiva para todas esas conductoras de género femenino que veían en este uno de los coches más interesantes que podrían comprarse, lamentablemente, por lo que fuese, no conocían de su existencia.

En esta segunda parte de nuestra prueba hablaremos de apartados tan diferentes como el equipamiento incluido de serie, paquetes y elementos opcionales, precio al que está actualmente en el mercado y sobre todo me gustaría hablar tranquilamente sobre el comportamiento del motor 1.4 litros de 100 caballos que montaba esta versión tan especial del Opel Adam.


Prueba: Opel Adam 1.4 100 caballos (equipamiento, comportamiento, conclusión) 2

Equipamiento

 

A nivel de equipamiento sobre todo tenemos que destacar que estamos ante un vehículo perteneciente a la gama Slam lo que se significa que, de serie, el modelo incluye elementos como ESP, TCS, ABS, EBD, múltiples airbags, luces diurnas de tipo LEDs, faros posteriores LEDs, llantas de aleación de 17 pulgadas, suspensión deportiva, interior tapizado en cuero/tela, paquete cromado, ordenador de viaje, control de velocidad con limitador, espejos eléctricos, sistema Stop&Start, dirección City, sistema de sonido…

Opcionalmente, a parte de la enorme cantidad de elementos decorativos que puedas incluir e instalar para hacer de tu Opel Adam un vehículo mucho más personal, por ejemplo encontramos elementos como el techo panorámico por 515 euros, pintar el techo en contrate por 515 euros… Elementos muy interesantes que pueden hacer de tu vehículo una auténtica joya, llamativa, interesante pero cuyo precio puede elevarse considerablemente.

Prueba: Opel Adam 1.4 100 caballos (equipamiento, comportamiento, conclusión) 3

Comportamiento

 

Llega el momento de ponernos al volante de este vehículo tan interesante y llamativo, un modelo que llama mucho la atención tanto si lo ves por fuera como si detienes tu vista en la enorme cantidad de detalles presentes en el interior. En este aspecto llama bastante la atención por ejemplo elementos como la dirección City, si está activada esta opción la dirección se vuelve mucho más blanda, calefacción para los asientos y volante, pantalla de gran tamaño totalmente táctil…

Lejos de evaluar si el vehículo en su interior es más o menos bonito (ya lo hicimos en la primera parte de la prueba), llega el momento de, llave en mano ver de qué es capaz el Opel Adam en su versión equipada con un motor 1.4 litros gasolina de 100 caballos. Lo primero, sentarnos en unos cómodos butacones tapizados en un cuero muy frío, sobre todo en esta época del año, nada que no se solucione con la gran potencia de un atractivo sistema de climatización de una única zona y elementos como la calefacción para los asientos delanteros y el volante que tenía nuestra unidad de pruebas.

Una vez todo ajustado y con una buena temperatura en el interior llega el momento de desplazarnos por ciudad. Lo primero que nos daremos cuenta es que, a pesar de tener 100 caballos, personalmente esperaba un vehículo con mucho más brío, he de confesar que a la hora de acelerar quizá no notaba toda la potencia que debería, una vez comprobado que aunque acelera bien no lo hace todo lo rápido que debería me toca coger la ficha técnica e intentar averiguar qué puede estar pasando. ¿La respuesta? el Opel Adam tiene un peso que se eleva hasta los 1.200 kg además de, en el caso de la unidad de prensa, estar equipado con unas llantas de aleación de 17 pulgadas calzadas con unos enormes neumáticos en 215/35 R17.

Prueba: Opel Adam 1.4 100 caballos (equipamiento, comportamiento, conclusión) 4

Como puedes ver, un elemento tan atractivo como las llantas de aleación se puede convertir en un arma de doble filo ya que, al estar calzadas con neumáticos de perfil tan bajo tenemos el problema de que prácticamente cualquier grieta presente en el asfalto o directamente una piedra la sentirás como si fueses en un deportivo “de los de verdad“. Aun así, he de confesar que el Opel Adam, sobre todo si viajas en las plazas delanteras es uno de lo vehículo más cómodos y confortables en los que he viajado.

Fuera de ciudad, aunque no sea un vehículo diseñado específicamente para esto, es precisamente donde comprobarás lo silencioso y cómodo que es el Adam además de acentuarse el hecho de que el motor de 100 caballos no es todo lo potente que nos gustaría, recuperar de 80 a 120 km/h puede durar una eternidad. Por otro lado, esto también puede solucionares con el cambio de marchas ya que he de reconocer que el motor funciona francamente bien cuando se mueve por encima de las 4.000 rpm aunque a su vez se penaliza bastante en los consumos. Como detalle, al final de la prueba el ordenador de viaje marcaba un consumo medio de 8.2 litros/100 km, consumo que se reduce hasta los 7.5 litros/100 km si circulamos a 120 km/h en autovía y esta, además, es llana.

Prueba: Opel Adam 1.4 100 caballos (equipamiento, comportamiento, conclusión) 5

Conclusión

 

Sin lugar a dudas podría catalogar el Opel Adam como uno de los vehículos más interesantes del mercado y no solo para el público femenino, aunque teniendo en cuenta la configuración del modelo cedido, sí que podríamos decir que es un guiño para un sector que poco a poco se vuelve mucho más interesante para ciertas compañías.

Las opciones de configuración son muchísimas aun así, todavía me atrevería a pedir a los chicos de Opel que aumentaran un poco más su catálogo, en esta ocasión no con un más opciones de personalización ya que en este apartado el catálogo es inmenso, sino con mayores opciones mecánicas y… ¿por qué no? Una versión OPC más prestacional capaz de hacer frente al divertidísimo Abarth 500.

Personalmente he de reconocer que me parece una excelente opción para todos aquellos que, por necesidades, busquen un vehículo sobre todo para viajes urbanos. Desde aquí me gustaría dar mi enhorabuena a los chicos de Opel ya que han he de reconocer que han conseguido precisamente algo que en principio parecía muy difícil, crear un urbano diferente y con ese toque “chic” que tanto gusta a día de hoy.

Prueba: Opel Adam 1.4 100 caballos (equipamiento, comportamiento, conclusión) 6

Lo mejor

Estética
Comportamiento
Posibilidades de personalización

Lo peor

Consumo
Prestaciones
Maletero

Fotos: SMJ

Si te interesa esta noticia...