Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba Opel Astra Sport 2.0 CDTi 160 caballos (parte 2)

0

Una vez más nos encontramos ante la segunda parte de la prueba de uno de los compactos más interesantes del momento, un vehículo de estética más que interesante, quizás algo sobrio en apariencia pero más que divertido en espíritu

Aun así, tal y como pudimos ver en la primera parte de la prueba si por algo destaca este compacto es precisamente por un habitáculo completo de detalles en el que sumergirte sin miedo a echar de menos algún tipo de elemento o detalle, algo, sin lugar a dudas, digno de alabanza

P1060702

Mecánica y comportamiento

 

Tal y como comentábamos en la primera parte de la prueba de este Opel Astra, la unidad cedida estaba asociada a un más que interesante 2.0 CDTi de 160 caballos, nada menos que la versión más grande en cuanto a diésel que hoy día puedes asociar a tu “pequeño” Astra, un motor que, desde ya, puedo decirte es capaz de ofrecer una potencia, en ocasiones, más que elevada para este vehículo

Concretamente es un motor muy fino pero que llama mucho la atención debido a su falta de respuesta por debajo de las 1.800 rpm por lo que, si en un momento dado necesitamos un empuje extra necesitaremos tener que recurrir a la caja de cambios y buscar la marcha más idónea para ese momento.

Ahora bien, por encima de las citadas 1.800 rpm la respuesta del 2.0 CDTi es realmente asombrosa con un empuje realmente llamativo que puede ensombrecer las prestaciones de cualquiera de sus rivales. Como detalle, destacar que este bloque tan sólo puede ir asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades

Dejando de lado la mecánica de este sobresaliente vehículo hablaremos de lo verdaderamente importante lo que cualquiera persona puede sentir una vez se ponga a los mandos del compacto, gire su llave y comience a recorrer con él kilómetros y kilómetros sin miedo alguno a dolores de espalda o sentir alguna incomodidad. ¡Ojo con la gasolina! Ya que puede llegar a olvidársete

P1060739

Curiosamente en este apartado me llamó mucho la atención el hecho de que, al quedarse sin gasolina y encenderse la luz de la reserva curiosamente, aparte de avisarte con todo tipo de mensajes, en el navegador directamente aparecía no solo un mensaje avisándote del nivel crítico de combustible, sino ofreciéndote la posibilidad de reconfigurar la ruta hacia la estación más cercana.

Precisamente en cuanto a rendimiento y funcionamiento hemos de destacar los distintos modos de funcionamiento del Astra, modos en los que con tan sólo pulsar un botón se modifica al instante la respuesta del acelerador, suspensiones e incluso el tacto de la dirección. Botones situados bajo la pantalla del navegador y que responde al nombre de Tour, donde la dirección se ablanda y todos los demás elementos se configuran de cara al confort o el modo Sport donde el vehículo se vuelve mucho más deportivo con una suspensión mucho más simple, una dirección más directa y un acelerador más sensible.

Por otro lado, como es lógico, podemos circular sin tener seleccionado ninguno de los modos anteriores lo que conllevará que nuestro compacto se vuelva mucho más neutral, algo que sin lugar a dudas viene de maravilla para cualquier tipo de situación, es más, me atrevería a decir que no hace falta el modo Tour para nada excepto para viajes demasiado largo debido al comportamiento neutral del vehículo

Finalmente me gustaría hablarte del consumo del vehículo, algo más que importante teniendo en cuenta sus enormes prestaciones, un consumo medio que finalmente se ha contenido en unos satisfactorios 6.2 litros. Hay que tener en cuenta que el vehículo rondaba los 7.000 km por lo que, una vez terminado el rodaje el consumo debería ser mucho mejor, al igual que las prestaciones. En ciudad fácilmente el consumo del vehículo se situó sobre los 6.9 litros

P1060710

Equipamiento

 

Una vez más si por algo destaca este atractivo compacto es precisamente por el enorme nivel de equipamiento instalado de serie en este vehículo, sobre todo a nivel de seguridad donde en su momento consiguió cinco estrellas en el test realizado por la EuroNCAP. Dentro de este equipamiento encontramos elementos como control de estabilidad, ABS, airbags de todo tipo, sistema de pedales retráctiles o reposacabezas activos

Tras esto, instalado de serie en todo tipo de terminaciones, encontramos el nivel Essentia que completa el equipamiento con elementos como dirección asistida, elevalunas eléctricos delanteros, retrovisores eléctricos pintados en color de la carrocería. Lamentablemente de serie no se incluye algo tan indispensable como la radio.

En un nivel superior nos encontramos el acabado Enjoy, uno de los acabados más populares ya que de serie se incorporan elementos de serie considerados como imprescindibles como aire acondicionado, radio CD400 con 7 altavoces y entrada AUX, sensor de lluvia y luces, control de velocidad…

Finalmente llegamos a los acabados Sport y Cosmo, ambos mucho más completos que los anteriores diferenciándose entre sí en tan sólo ciertos aspectos como los acabados. En la versión Sport se busca un aire mucho más deportivo mientras que la versiones Cosmo apuestan por la elegancia.

P1060686

Precios y Conclusiones

 

En cuanto a precios decir que el Opel Astra parte de los 14.780 euros, un precio más que competitivo que, una vez más, ofrece la versión quizás menos atractiva con los motores más pequeños, concretamente la versión Essentia asociada al motor gasolina de 1.4 litros y 100 caballos o al diesel de 1.3 litros de 95 caballos, este último algo más caro, concretamente 15.810 euros

Una vez subimos un escalón en cuanto a acabados nos encontramos con el nivel Enjoy cuyos precios parte, a igualdad de motores con el nivel anterior, en los 16.405 euros para la versión gasolina y 17.435 euros para la versión diesel de 95 caballos. Si aún te parece poco el equipamiento de este nivel seguro te interesará saber que el acabado Cosmo parte de los 19.050 euros para la versión 1.6 litros gasolina de 115 caballos o 20.080 euros para la versión 1.7 CDTi de 110 caballos.

Finalmente tenemos que hablar de la versión Sport, quizás la más divertida y atractiva asociada a la gama Astra desde mi punto de vista y que parte de los 20.065 euros para la versión 1.4 litros turbo de 140 caballos mientras que el 1.7 CDTi de 110 caballos se mantiene en los 20.080 euros. Decir, como es habitual que cuanto mayor es el motor elegido mayor es el precio de partida.

Por ejemplo la unidad probada, un Opel Astra 2.0 CDTi 160 caballos asociado al apartado Sport con pintura metalizada, cuero, llantas en 18 pulgadas, faros AFL, sensores de aparcamiento, suspensión activa FlexRide, navegador con pantalla de 7 pulgadas, bluetooth, techo solar… tiene un precio fina algo superior a los 27.000 euros.

P1060705

En cuanto a la opinión final que me merece este vehículo decir que me ha parecido uno de los compactos más atrevidos y completos que he probado hasta la fecha, un vehículo rápido y ágil en cualquier circunstancia cuyo precio me parece más que respetable, decir que con muchos menos extras el precio aun sería más atractivo.

Aun así, por 27.000 euros tenemos que hablar de un compacto más que atractivo que, desde mi punto de vista poco o nada tiene que envidiar a otra clase de vehículo considerados rivales directos considerados por el mercado como Premium.

Sin lugar a dudas, con este vehículo tenemos que alabar el buen hacer de Opel con la actual generación del Astra, un vehículo que poco o nada tiene que ver con la generación anterior gracias a la calidad, sobre todo implementada en su habitáculo.

Prueba Opel Astra Sport 2.0 CDTi 160 caballos

Fotos: SMJ

Si te interesa esta noticia...