Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba: Peugeot 208 Intuitive 1.6 e-HDI de 92 CV (parte 2)

1

En la primera parte de la prueba al Peugeot 208 Intuitive 1.6 e-HDI de 92 CV pudiste conocer algunos aspectos relativos a su gama de motores, los detalles de su habitáculo, una comparativa de algunas cifras respecto a la anterior generación y algunas curiosidades de su diseño en general.

En esta segunda entrega, vamos a centrarnos muy en especialmente en el sistema de aparcamiento asistido Park Assist, junto a detalles de su comportamiento dinámico.

Equipamiento

Aunque su habitáculo minimalista pueda dar lugar a pensar que su dotación no es muy rica, nada más lejos de la realidad, aunque no quita que tenga algunas carencias. De hecho, es la tónica que se está adoptando con muchos lanzamientos de modelos nuevos al mercado. La serie especial Intuitive es bastante rica en dotación, partiendo como base del acabado Allure.

Sobre el ya completo acabado Allure, añade elemenetos como iluminación LED, calandra delantera ‘Dark Chrome’, retrovisores exteriores abatibles eléctricamente, llantas de aleación de 16 pulgadas ‘Hellium Tecnical Grey’, faros antiniebla con función ‘cornering light, reposabrazos central delantero, emblemas identificativos y sistema de estacionamiento asistido ‘Park Assist‘.

La dotación del 208 Intiuitive se puede enriquecer con algunos elementos opcionales, como son la tapicería en cuero, llantas de aleación de 17 pulgadas y navegador GPS. Las llantas de aleación en 17 pulgadas Oxigen “Technical Grey” tienen un sobrecoste de 500 euros, algo que entra dentro de lo aceptable, igual que la tapicería en cuero (con un sobrecoste de 1.200 euros), que va englobada dentro de un paquete que conforma la tapicería en cuero, los umbrales de las puertas en aluminio, ajuste en altura para los asientos delanteros y la función de asientos calefactables -sólo para los delanteros-.

Por su parte, para el navegador GPS, no he conseguido encontrar el sobrecoste para este acabado (ten en cuenta que se trataba de una edición limitada en unidades que salió a la venta en 2012, y que a día de hoy no se comercializa salvo unidades de stock). Lo único que he encontrado es un paquete que conforma pantalla táctil de 7 pulgadas + navegador por 490 euros, y otro paquete formado por la pantalla + navegador + lector CD MP3 por 600 euros. No sé a ciencia cierta si aún teniendo pantalla de 7 pulgadas en la dotación, tendríamos que pagar el sobrecoste de 490 euros, que en ese caso, me parecería caro por necesitar únicamente una versión de software adaptada para hacerlo funcionar y un chip GPS. He contactado con Peugeot para preguntarles sobre esto, y estoy a la espera de respuesta. Respuesta de Peugeot: tiene un sobrecoste de 490 euros.

¿Por qué se oferta el lector de CD MP3 como opción? Según Peugeot, es una función cada vez más en desuso, que está siendo reemplazada por otros soportes como entradas auxiliares y conexiones USB, de lo que sí está provisto. Es lógico: los pendrive USB/reproductores MP3 USB tienen mucha más capacidad de almacenamiento, son más pequeños, más fáciles para actualizar su contenido y más fiables a largo plazo. Es un paso lógico que también se está dando en el mundo de la informática tanto en los ordenadores de sobre-mesa como en los ordenadores portátiles. Como pasó hace más de una década con las disqueteras. Con esta opción se pretende no dejar colgados a aquellos que aún usan ese tipo de soporte.

Una de las carencias de equipamiento de la gama del 208, es la imposibilidad de montar un sensor de presión de neumáticos, entrada y arranque sin llave o unos faros de xenón de fábrica, cuando algunos de sus rivales sí que pueden hacerlo en opción o en acabados más altos.

Sistema de aparcamiento asistido: Park Assist

En primer lugar, te dejamos un vídeo que realizamos con la colaboración de nuestros compañeros de Vitografía Photography donde explicamos el funcionamiento del sistema, aunque también te lo vamos a documentar por escrito.

Actualmente, no hay muchas marcas en el mercado que ofrezcan un sistema de aparcamiento asistido en sus coches. Y menos aún en el segmento del Peugeot 208, por lo que es un sistema que se agradece bastante, pese a que no es un modelo, que por dimensiones, ni por visibilidad, que sea difícil de aparcar. Pero es un sistema que se agradece bastante y que personalmente me resulta bastante cómodo y satisfactorio en su funcionamiento.

El sistema Park Assist de Peugeot nos permite realizar un estacionamiento o sacarlo de un estacionamiento en línea. El sistema trabaja conjuntamente con los sensores de aparcamiento instalados en el coche. Su funcionamiento (para el conductor que lo quiere ejecutar), es bastante sencillo, lo que hace es tomar el control de la dirección (no lo toma sobre el acelerador ni el freno) para poder realizar las maniobras pertinentes (lo más costoso y que más pericia requiere), limitándose el conductor únicamente a acelerar, frenar, y engranar la primera marcha o la marcha atrás conforme sea necesario, estando también pendiente de los sensores de aparcamiento delantero y posterior para no tocar con el otro vehículo.

Para empezar, debemos localizar un sitio libre y nos colcamos detrás de él. Lo bueno del sistema de Peugeot es que para realizar el estacionamiento, únicamente necesita un hueco en el que pueda tener 30 céntimetros libres delante y 30 centímetros libres detrás sobre el tamaño de la carrocería, por lo que no es un sistema que necesite amplios huecos para aparcar.

Posteriormente, presionamos el botón del salpicadero, la pantalla táctil nos pregunta la maniobra a realizar, indicamos que es un estacionamiento. Nos solicita que avancemos para escanear el hueco libre, y cuando el sistema confirma que hay espacio suficiente, nos da el visto bueno, engranamos la marcha atrás y el sistema toma el control sobre la dirección. Echamos marcha atrás hasta que el sensor nos indique que vamos a impactar contra el vehículo. En ese momento engranamos la primera marcha, y el sistema continúa realizando la maniobra para colocarlo en el sitio.

En las numerosas pruebas de estacionamiento que he realizado, no he observado que ninguna llanta rascara contra el bordillo (he probado en estacionamientos con bordillos a diferentes alturas). Como comentaba, el sistema ha mostrado un funcionamiento muy correcto y particularmente pienso que resulta muy útil si vamos a circular mucho con el vehículo por una ciudad o pueblo relativamente grande.

 

Comportamiento

Cuando llevamos el 208 a una carretera revirada, no me esperaba, por su configuración mecánica, un comportamiento tan brillante. Parte de culpa de que no me esperara ese comportamiento, lo tiene su dirección, que a bajas velocidades -especialmente cuando vamos a aparcar-, tiene un tacto que me ha parecido especialmente blando y artificial. Nada que ver con el tacto que obtenemos luego a la hora de conducir a mayores velocidades. Lo cierto es que el manejo -pese a su tacto- que tiene la dirección en bajas velocidades se agradece mucho a la hora de realizar maniobras.

Ante todo, tiene un comportamiento noble, no esperes el PSA-reaction del modelo 206. El que el actual 208 contenga un 25% de materiales reciclados o naturales de acuerdo a Peugeot, y con un peso que en función del modelo oscila entre los 979 y 1235 kg de la versión GTI (en nuestro caso, el peso es de 1.155 kg). Igual que otros fabricantes, Peugeot ha trabajado en adelgazar considerablemente el 208 respecto al 207, con una reducción que oscila entre los 110 y 173 kg.

Otro aspecto que me ha gustado del 208, es el buen compromiso que guarda entre la capacidad de absorción de sus amortiguadores, sin ser especialmente blandos,  y la hora de realizar conducción dinámica, la carrocería no muestra balanceos excesivos. En carretera abierta también gusta el comportamiento que tiene (aunque a mi gusto, donde más lucidez muestra es en zonas reviradas), y en el habitáculo se palpa también el buen trabajo de aislamiento realizado por parte de la marca (más allá de los ruidos aerodinámicos, que tampoco son especialmente perceptibles).

La suspensión delantera es de tipo McPherson, mientras que en la trasera se opta por una barra torsional, algo que como algunos sabréis, resulta más económico para el fabricante y para el cliente supone menos confort, aunque permite ofrecer una mayor habitabilidad interior. Los frenos delanteros son discos ventilados de 266 mm, mientras que los traseros son discos convencionales de 249 mm.

 

Conclusión

La primera pregunta que nos realizamos. ¿1.6 e-HDi de 92 CV o 1.6 e-HDI de 115 CV? En el acabado más similar que podemos encontrar actualmente a la venta (Allure), el 1.6 e-HDI de 92 CV parte con un precio de 16.440 euros, mientras que el 1.6 e-HDI 115 con idéntico acabado parte con un precio de 17.140 euros. Una diferencia de 700 euros.

Yo he hecho un viaje de larga distancia, con otros tres ocupantes más y el climatizador encendido, y para cruceros a velocidades legales, no tendremos problemas. Donde más se resiente, por la potencia de su propulsor, es a la hora de realizar adelantamientos o recuperaciones. En caso de que vayamos a darle un uso más urbano, aconsejaría el de 92 CV, si por el contrario vamos a emplearlo más para realizar viajes de larga distancia, creo que podría llegarse a amortizar la diferencia de precio existente, máxime cuando el consumo medio homologado en ambos es idéntico (3,8l/100 km).

Si buscamos rivales de su segmento, hay que tener en cuenta que el 208 es uno de los modelos más caros dentro de él, aunque el 208 juega con bazas como unos acabados en los que se ha prestado especial atención, buen aislamiento acústico, amplia gama de motores, buenas posibilidades de equipamiento tecnológico, entre otros factores.. Por precio, lo más similar que podemos encontrar es el Renault Clio, Volkswagen Polo y Citroën C3.

+ Nos ha gustado
Diseño
Consumo
Comportamiento

– No nos ha gustado
Algunas lagunas de equipamiento
Puesto de conducción

 

 

Peugeot 208 Intuitive 1.6 e-HDI de 92 CV

Fotos: Vitografía Photography

Si te interesa esta noticia...