Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba Peugeot 3008 Hybrid 4 (parte 1)

0

Prueba Peugeot 3008 Hybrid 4 (parte 1) 1

Esta semana hemos tenido la suerte de tener entre nosotros nada menos que un Peugeot 3008, quizá un vehículo que puede parecer no tenga tanto encanto como un verdadero deportivo pero que en su versión Hybrid4 tiene mucho que ofrecer, mucho más de lo que imaginas, sobre todo gracias a la combinación de un motor diesel de 160 caballos junto con un motor eléctrico que hace que la potencia conjunta se eleve hasta los 200 caballos, potencia que es más que suficiente para realizar la gran mayoría de desplazamientos, incluyendo recuperaciones o adelantamientos, aún con las prestaciones lastradas por el cambio CMP.

Dejando de lado todo esto y volviendo al vehículo que hoy nos reúne, en estas ya conocidas dos partes de la prueba que estamos a punto de realizar quiero detallarte todo lo posible lo que es y lo que no el Peugeot 3008 Hybrid 4, un modelo muy polivalente que quizá esté a medio camino entre un verdadero familiar, razones no le falta, o un todocaminio gracias a ciertas peculiaridades que trataremos en profundidad en la segunda parte de la prueba.


Prueba Peugeot 3008 Hybrid 4 (parte 1) 2

Estética

Llegamos al primera apartado de nuestra prueba donde intentaremos desmembrar qué puede ofrecer estéticamente un Peugeot 3008 como tal, un modelo que, he de reconocerlo no es de mis favoritos dentro de la gama Peugeot por mucho que sea una de las marcas donde encuentro más personalidad y carácter en el diseño de sus vehículos. Quizá todo eso, siendo un poco críticos, se deba precisamente a los vehículos que menos llevan en catálogo, modelos muy atractivos tanto estéticamente como a nivel económico y a que este sea precisamente uno de los modelos a los que ya se les empiezan a notar las arrugas en exceso.

Otro de los apartados que no me ha gustado es precisamente el hecho de que gastar más en adquirir la versión Hybrid 4 no significa que ello diferencie lo más mínimo tu vehículo del resto de la gama para personas que simplemente ven eso, un Peugeot 3008. Digo esto ya que la versión que ves en pantalla estéticamente tan sólo se diferencia del resto de la gama por detalles como la parrilla delantera, en esta ocasión con franjas cromadas mientras que en el resto de la gama se presenta con una malla, luces LED diurnas integradas en la zona más baja de los faros delanteros o ciertos logotipos Hybrid4 repartidos por la carrocería, poco más.

Prueba Peugeot 3008 Hybrid 4 (parte 1) 3

Lejos de todo esto, he de reconocer que cuando han ido pasando los días el coche poco a poco me ha ido gustando más y más tanto por la sutileza de sus líneas como por su comportamiento a nivel mecánico. A todo esto, sin lugar a dudas ha contribuido el hecho de que Peugeot con este modelo no haya querido aparentar precisamente lo que no es y en lugar de apostar por detalles que marquen la deportividad del vehículo lo ha hecho en otro camino muy diferente, lineas muy suaves que recorren toda la carrocería para terminar en una trasera bastante redondeada donde quizá lo único destacable sean los faros traseros.

Como puedes ver, sin lugar a dudas estamos ante un modelo idóneo para todos aquellos que estéticamente quieran un coche alto, no muy largo, que pueda aparcarse con más o menos facilidad en ciudad y que sobre todo no llame la atención, un modelo que si en principio no llega a “enamorarte” no debes descuidarte ya que con el paso del tiempo y los días te enganchará de una forma bastante sorprendente.

Prueba Peugeot 3008 Hybrid 4 (parte 1) 4

Interior

Un punto que me llamó bastante la atención es el interior del modelo, no solo por el diseño del mismo, sino por el hecho de que, al ver la voluminosa carrocería me esperaba un vehículo mucho más espacioso. No debemos engañarnos a nosotros mismos ya que ni mucho menos estamos ante un vehículo de grandes dimensiones por mucho que lo parezca ya que las medidas son más propias de un compacto cualquiera que de un familiar, concretando un poco más el 3008 Hybrid4 destaca por sus 4.36 metros de largo, 1.84 metros de ancho y 2.61 metros de batalla.

Una vez hemos comprendido esto, al abrir la puerta te darás cuenta precisamente por qué este modelo cuesta mucho más que un 3008 convencional, algo que en principio seguro achacarás a su mecánica pero que pronto te darás cuenta que tiene mucho que ver con el equipamiento que trae de serie, asientos con el toque deportivo justo, una palanca de cambios bastante interesante gracias a sus formas y diseño, consola central con una botonera bastante exclusiva y sobre todo un techo solar panorámico que he de reconocer da mucha luz y “vida” a este modelo.

Prueba Peugeot 3008 Hybrid 4 (parte 1) 5

Todo esto está muy bien pero es justo cuando te sientas al volante cuando empiezas a comprender que estás ante un vehículo híbrido gracias a detalles como el cuadro de instrumentos donde no esperes, al menos a mí me pasó, encontrar tu cuentarrevoluciones y demás elementos típicos, nada de eso, si por algo destaca el odómetro de esta versión tan especial del Peugeot 3008 es precisamente por montar un potenciómetro que no es otra cosa que una especie de cuenta revoluciones que nos indica en cada momento el porcentaje de potencia que estamos utilizando en cada momento, un toque diferente que precisamente no hace otra cosa que servir para darnos cuenta que en este vehículo no nos hace falta un cuentarrevoluciones como tal.

Una vez acomodado es precisamente cuando te das cuenta del enorme potencial de este vehículo en cuanto a habitabilidad ya que, si bien no es tan espacioso como yo pensaba viendo tan sólo su estética (espera incluso una tercera fíla de asientos) he de reconocer que hay espacio más que suficiente para que cinco personas adultas viajen con comodidad en un viaje más o menos largo, sobre todo en las plazas traseras que se han solucionado con una banqueta recta que permite que tres adultos se acomoden sin mayor problema. A todo esto, hay que sumar la enorme cantidad de huecos portaobjetos y sobre todo el volumen de cada uno.

Finalmente llegamos al maletero, una zona que quizá sea donde más se haya penalizado al modelo que ves en pantalla, sobre todo si tenemos en cuenta que el motor eléctrico va alojado en esta zona. Aun así, he de reconocer que la sorpresa fue bastante grande cuando al abrir su sistema de doble puerta me encontré con que la penalización era mínima, tal es el caso que tomando prestados ciertos datos oficiales me doy cuenta de que tan sólo se diferencia este modelo del 3008 convencional en 70 litros lo que supone un espacio de carga útil de 420 litros.

Prueba Peugeot 3008 Hybrid 4 (parte 1) 6

Enlaces: Prueba Peugeot 3008 Hybrid 4 (parte 2)
Fotos: SMJ

Relacionado