Prueba: Volkswagen Up! 1.0 60 CV (equipamiento, comportamiento, conclusión)

0

Continuamos con el análisis de uno de los vehículos más pequeños del mercado, que bajo el nombre de Up!, pretende demostrar que el tamaño no importa en aquello de ser un gran coche.

En la primera entrega de la prueba, pudimos ver aspectos como el diseño, el logrado habitáculo y la mecánica que hay bajo el capó del pequeño Volkswagen, si te la has perdido no dudes en echarle un vistazo aquí.

Ahora llega el momento de ponernos al volante del Up!, y darte una visión de lo que se puede esperar a los mandos de un vehículo tan peculiar como éste. No faltará el análisis a las distintas versiones y equipamiento opcional disponible para este modelo.

Prueba: Volkswagen Up! 1.0 60 CV (equipamiento, comportamiento, conclusión) 4

Las cosas están cambiando, y lejos quedan los días en los que los benjamines de cada marca eran modelos de baja calidad, prácticamente sin opciones de equipamiento ni personalización, y con un comportamiento dinámico que dejaba mucho que desear.

Hoy en día, el segmento de los pequeños urbanos cobra un especial protagonismo, y es capaz de sorprendernos con características propias de vehículos de segmentos superiores.

Equipamiento

Prueba: Volkswagen Up! 1.0 60 CV (equipamiento, comportamiento, conclusión) 8

En la actualidad, el Up! puede configurarse en tres niveles de acabado y dos potencias diferentes –60 y 75 CV-. Como versión de acceso a la gama tenemos el acabado “Move”, equipado en nuestra unidad de pruebas. Parte de los 10.580 euros –para la versión de 3 puertas-, y su equipamiento es realmente exiguo.

Cuenta con dirección asistida, ESP, airbag para conductor y acompañante, elevalunas eléctrico delantero, cierre centralizado y llantas de 14 pulgadas con tapacubos. Si se quiere una unidad como la probada, hay que sumarle la configuración de 4 puertas –445 euros-, y el paquete Urban Up!, que incluye la radio con MP3 y conexión Aux-in y el aire acondicionado por 760 euros.

Un escalón por encima está la versión High Up!, que con un precio de partida de 11.710 euros, añade a lo anterior llantas de aleación de 15 pulgadas, radio MP3, aire acondicionado, freno de mano, pomo de la palanca de cambios y volante en cuero, retrovisores exteriores eléctricos y calefactables, faros antiniebla y asientos delanteros con calefacción.

Prueba: Volkswagen Up! 1.0 60 CV (equipamiento, comportamiento, conclusión) 7

Como tope de gama, y con un precio de 12.990 euros nos encontramos con la versión Fender Up!, que incluye llantas de 16 pulgadas, sistema de sonido con subwoofer y 6 altavoces, sistema de navegación e información Maps&More y costuras en color naranja intenso.

Entre las opciones disponibles para terminar de personalizar el Up!, tenemos los asientos tapizados en cuero –465 euros-, el techo solar panorámico –780 euros– o el pack Up!&city “light”, que por 420 euros incluye un display multifunción, sensor de aparcamiento trasero y regulador de velocidad. El cambio automático tiene un sobrecoste aproximado -según versión- de 900 euros.

Prueba: Volkswagen Up! 1.0 60 CV (equipamiento, comportamiento, conclusión) 5

Personalmente no le encuentro demasiado sentido a la versión “Move”, dado que un potencial comprador se vería en la obligación de equipar el pack Urban Up! para poder tener radio y aire acondicionado, quedándose por tanto sólo 370 euros por debajo del precio de la versión “High”, mucho más equipada y con una estética y acabados interiores más acordes con el logotipo que se exhibe en el frontal.

Así las cosas, y con el configurador delante, es posible inflar de extras al Up! hasta acercarnos peligrosamente a la cifra de 18.000 euros.

Comportamiento

Prueba: Volkswagen Up! 1.0 60 CV (equipamiento, comportamiento, conclusión) 9

A los mandos del Up!, no tardamos en darnos cuenta de que su hábitat natural es la ciudad. En ese escenario, su pequeño motor de un litro y 60 CV se mueve con relativa agilidad, acelerando de forma enérgica y permitiendo consumos propios de un motor diésel.

Su puesta a punto le permite entregar el 90% de su Par entre las 2000 y las 6000 vueltas, lo que se traduce en un empuje lineal y constante, que se muestra más que suficiente en la jungla de asfalto.

A esto hay que sumarle su excepcional manejo. Sus reducidas dimensiones, unidas a un radio de giro de sólo 9,8 metros hacen que en ciudad se mueva como pez en el agua. Las maniobras de aparcamiento se hacen especialmente sencillas gracias a su tamaño y a su perfecta visibilidad.

Pese a su escasa potencia, se defiende muy bien para el día a día, el cambio de marchas es rápido y eficaz, y los niveles de sonoridad son más que aceptables. El chasis es ágil, y recuerda al manejo de vehículos de mayores dimensiones, con la pega de una suspensión con excesivos balanceos y cabeceos, sobre todo a bajas velocidades.

Prueba: Volkswagen Up! 1.0 60 CV (equipamiento, comportamiento, conclusión) 2

Cuando salimos de la ciudad es cuando empiezan a aflorar las carencias del Up!. Aunque es capaz de mantener velocidades constantes de 100-120 KPH, es en las incorporaciones y adelantamientos donde la falta de potencia se hace evidente, y requiere de constantes acciones sobre la palanca de cambios que no mejoran mucho la situación.

Su motorización tampoco se lleva bien con las pendientes, que son todo un desafío para el pequeño propulsor del Volkswagen. Es necesario revolucionar en exceso el motor para conseguir algo de respuesta, que se traduce en un aumento de la sonoridad y del consumo de combustible.

Al finalizar la prueba hemos logrado unos registros de consumo muy buenos, de aproximadamente 5,4 litros a los 100, combinando un 70 % de ciudad con un 30% de autovías.

Conclusión

Prueba: Volkswagen Up! 1.0 60 CV (equipamiento, comportamiento, conclusión) 3

Estamos ante un pequeño vehículo en el que Volkswagen se ha tomado muchas molestias, con la intención de ofrecer una alternativa atractiva en el segmento A. Tiene un consumo excelente gracias a un pequeño e inteligente propulsor, y combina de forma excepcional sus reducidas dimensiones exteriores con uno de los habitáculos más espaciosos del segmento.

La versión de 60 CV es suficiente para la ciudad, pero para un uso combinado resulta más lógica la opción de 75 CV, que sin duda mejorará las carencias del más pequeño, con un incremento en el consumo de tan sólo 0,2 litros.

En cuanto al precio, resulta más caro que sus primos hermanos del mismo grupo, y que la mayoría de sus competidores. A cambio ofrece una calidad de ajustes y materiales superior -a partir del acabado “High”- y un mayor precio de reventa en el futuro.

Prueba: Volkswagen Up! 1.0 60 CV (equipamiento, comportamiento, conclusión) 6

También tendrá que lidiar con su hermano mayor, el Polo, que en su versión más básica de 5 puertas y con la misma motorización cuesta 11.795 euros, frente a los 11.785 de la unidad que hemos podido probar, y está ligeramente mejor equipado.

Lo mejor:
– Consumo
– Manejo
– Habitáculo

Lo peor:
– Equipamiento
– Prestaciones
– Precio

Volkswagen Move Up! 1.0 60 CV

Fotos: |Catt|

Si te interesa esta noticia...

Update CMP