Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (diseño, habitáculo, mecánica)

0

Las carrocerías familiares, tradicionalmente relegadas a planos secundarios en nuestro país, están ganando adeptos en los últimos años, y cada vez es más frecuente encontrarlas por nuestras calles, aunque todavía estemos lejos de las cifras de ventas del centro y norte de Europa, donde cuentan con una gran aceptación.

El secreto de su éxito reside en una gran capacidad de carga, que unida a unos diseños cada vez más atractivos dan como resultado una opción más que interesante para todos aquellos que necesiten un espacio extra y no quieran dar el salto a un monovolumen.

Opciones hay muchas en la gama de familiares, y cada vez más; desde derivados de berlinas hasta de utilitarios, pasando como no por los compactos. El vehículo que nos ocupa en esta prueba, deriva precisamente de ese último segmento, y no de un compacto cualquiera, sino del que lleva 40 años y siete generaciones siendo todo un referente en el mundo de la automoción, el Volkswagen Golf.

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (diseño, habitáculo, mecánica) 5

La carrocería familiar de esta generación del Golf, denominada Golf Variant, hizo aparición el año pasado, poniendo sobre la mesa un modelo ostensiblemente más largo que el Golf de cinco puertas, y con unas características que ponen de manifiesto la intención de Volkswagen de lograr un gran número de ventas.

La versión probada es la Sport, unida al propulsor diésel de dos litros y 150 CV y a la conocida caja de cambios automática de doble embrague DSG. A lo largo de la prueba, dividida en dos partes, te mostraremos todos los detalles de este interesante vehículo, comenzando en esta primera entrega por el diseño, el habitáculo y la mecánica.

Diseño

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (diseño, habitáculo, mecánica) 2

Volkswagen nos presenta un modelo sobrio y elegante, que huye de las estridencias incluso en la versión más deportiva, la Sport, equipada en nuestra unidad de pruebas. La integración del tercer volumen está muy lograda, y no resulta tan artificial como en otros modelos de estas características.

Comparándolo con la versión de cinco puertas, el Variant es 31 cm más largo y 3 cm más alto, con unas dimensiones totales de 4,56 metros de largo, 1,79 metros de ancho, 1,46 metros de alto y una batalla de 2,63 metros.

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (diseño, habitáculo, mecánica) 6

El frontal permanece inalterado con respecto a la versión hatchback, y destaca por una mirada muy agresiva que sirve como seña de identidad de toda la gama Golf. El paragolpes cuenta con una parrilla dividida que da paso a los faros antiniebla de forma rectangular.

En la vista lateral se aprecia su clásica línea de familiar, con una discreta nervadura en la línea de pliegue que recorre toda la carrocería hasta encontrarse con el piloto posterior. Las llantas en nuestra unidad son de 18 pulgadas, con neumáticos 225/40, y a ambos lados de un imponente techo panorámico se sitúan las habituales barras longitudinales.

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (diseño, habitáculo, mecánica) 7

Si nos movemos hacia la trasera, nos daremos cuenta de que en esta nueva versión del Variant, la marca alemana ha decidido montar unos pilotos muy similares a los del Golf de cinco puertas, lo que les hace compartir –salvando las diferencias- la misma imagen. El paragolpes sigue la misma discreción que el resto de la carrocería e incorpora un pequeño difusor negro que en esta versión luce una salida de escape doble a uno de sus lados.

Habitáculo

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (diseño, habitáculo, mecánica) 3

El habitáculo del Variant es el mismo que el de la versión de cinco puertas en lo que a espacio para los ocupantes se refiere, pero en cuanto sobrepasamos el pilar C, el espacio para la carga aumenta considerablemente hasta ofrecer 605 litros de capacidad, frente a los 380 iniciales.

La calidad y ajuste de todos los materiales usados en el interior es excelente, todos los mandos están donde uno se espera y tienen un tacto agradable. Los asientos son cómodos y recogen bien el cuerpo, ideales para afrontar sin problema grandes desplazamientos. En nuestra unidad se alterna el cuero con la tela en un diseño en tonos oscuros.

Desde el puesto del conductor se visualiza toda la información importante en un display situado entre los relojes del cuadro de instrumentos, que alterna entre distintas capas para mostrar datos del navegador, del control de crucero, audio, ordenador de a bordo o teléfono. Muchas de esas funciones se controlan desde los completos mandos del volante, forrado en piel.

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (diseño, habitáculo, mecánica) 9

Si miramos a la derecha nos encontramos con la consola central, ligeramente girada hacia el conductor, y que presenta un diseño limpio gracias a la incorporación de una gran pantalla táctil desde la que manejar la totalidad de funciones y ajustes del vehículo. Su tacto es similar al de las tablets, y dispone de un sensor que detecta cuando acercamos la mano, haciendo emerger funciones adicionales del menú.

La segunda fila de asientos dispone de tres plazas, aunque la central está más pensada para convertirse en reposabrazos que para albergar a un adulto con comodidad. Los ocupantes de estas plazas disfrutarán de las vistas que proporciona el techo solar panorámico, que a su vez aporta luminosidad y sensación de espacio.

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (diseño, habitáculo, mecánica) 8

El maletero es el punto fuerte del habitáculo, gracias a los ya mencionados 605 litros de capacidad, que pueden convertirse en 1620 litros si se abate el respaldo de los asientos traseros. El suelo se pliega en tres zonas, y da paso a un doble fondo bastante profundo que incluye una rueda de repuesto de tipo galleta.

Mecánica

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (diseño, habitáculo, mecánica) 4

El propulsor montado en nuestra unidad de pruebas es el más potente de las opciones de gasóleo para el Variant, un bloque de cuatro cilindros en línea turboalimentado que cubica dos litros y rinde una potencia de 150 CV entre 3.500 y 4.000 RPM y un Par máximo de 320 Nm entre 1.750 y 3.000 RPM.

Está asociado a una caja de cambios automática de doble embrague denominada DSG, que dispone de un modo secuencial manejado desde la propia palanca, o desde unas levas situadas tras el volante. Su funcionamiento es realmente bueno, y el tacto de la palanca ha mejorado con respecto a la primera generación, siendo ahora mucho más suave y agradable.

Este conjunto permite al Golf Variant acelerar de 0 a 100 en 8,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 216 km/h, todo ello con un consumo medio homologado de tan solo 4,5 litros a los 100.

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (diseño, habitáculo, mecánica) 10

La suspensión delantera es de tipo McPherson, y al tratarse de la versión Sport, cuenta con un eje trasero independiente que hace que mejoren notablemente sus cualidades dinámicas. La segunda parte de la prueba estará dedicada al análisis del comportamiento que es capaz de conseguir todo este conjunto mecánico que se esconde bajo la piel de un familiar.

No faltará el repaso por los distintos niveles de equipamiento y opciones que ofrece el catálogo de este Golf, los precios de venta en nuestro país y una extensa galería de fotos para apreciar todos sus detalles, ¡no te la pierdas!

Enlace: segunda parte de la prueba (equipamiento, comportamiento, conclusión)

Si te interesa esta noticia...