Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (equipamiento, comportamiento, conclusión)

0
Análisis Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG
8 / 10 Puntuación total
Pros
- Capacidad de carga
- Calidad de materiales y ajustes
- Equilibrio entre prestaciones y consumo

Contras
- Precio
- Lagunas de equipamiento
- Doble fondo del maletero sin compartimentos
Habitáculo8
Motor9
Comportamiento8
Equipamiento8
Diseño7

Ayer comenzamos la prueba del Golf Variant que hemos podido conducir durante una semana, abordando aspectos como el diseño, muy logrado en esta nueva generación, el habitáculo, con unos impresionantes 605 litros de capacidad y la mecánica, que en nuestra unidad montaba un bloque diésel de 150 CV y un cambio automático de doble embrague DSG. Si todavía no la has leído, puedes hacerlo aquí.

Tras analizar todas estas características, nos damos cuenta de que estamos ante uno de esos vehículos en los que se ha cuidado hasta el último detalle para ofrecer un producto capaz de satisfacer a los clientes más exigentes, y parece que como marca lo están logrando, atendiendo a las cifras de ventas del año pasado.

En esta segunda entrega de la prueba, nuestra intención es trasladarte las sensaciones que produce el Variant, unido a esta mecánica diésel con cambio automático; su aceleración, comportamiento y consumos reales, sin olvidarnos de su listado de precios y equipamiento en nuestro país.

Equipamiento

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (equipamiento, comportamiento, conclusión) 2

En la actualidad, la gama Variant se divide en tres niveles de equipameinto: Edition Advance y Sport, aunque si nos decantamos por el TDI BMT de 150 CV solo podremos escoger entre las dos últimas.

Asociado a ese propulsor, el acabado Advance parte de los 26.260 euros con cambio manual o los 28.050 euros para el DSG. Por ese precio obtenemos un equipamiento bastante completo, que incluye el sistema proactivo de seguridad PreCrash, sensores de aparcamiento delantero y trasero, faros antiniebla con luz de giro, retrovisor interior fotosensible, sensores de lluvia y luz, control de crucero, bluetooth, entradas USB, AUX y SD, llantas de aleación de 16 pulgadas, selección de perfiles de conducción, climatizador bi-zona, avisador de presión de los neumáticos, detector de fatiga, freno de mano eléctrico con sistema de arranque en pendiente, start&stop con recuperación de energía y pantalla multifunción táctil.

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (equipamiento, comportamiento, conclusión) 5

Si escogemos la versión Sport –la equipada en nuestra unidad de pruebas-, desembolsaremos 28.690 euros para el cambio manual, y 30.460 euros para el automático. Este nivel de equipamiento añade al del Advance asientos delanteros deportivos con tapicería en alcántara, luz ambiente del interior de LED, retrovisores plegables eléctricamente, llantas de aleación de 17 pulgadas, barras del techo cromadas, techo solar panorámico, faros de xenón, suspensión deportiva, etcétera.

En lo que a sistemas de seguridad se refiere, todas las versiones incluyen 7 airbags –incluido el de rodillas para el conductor-, anclajes ISOFIX en los asientos traseros, control de tracción con diferencial electrónico de deslizamiento limitado, distribución electrónica de frenado, sistema de frenado de emergencia, reposacabezas activos, etcétera.

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (equipamiento, comportamiento, conclusión) 6

En el catálogo de opciones disponemos de elementos como los asientos de cuero Vienna -2.710 euros-, Asientos ErgoActive -330 euros- con ajuste lumbar eléctrico, función de masaje, calefacción, banqueta extensible y laterales en cuero, paquete de asistente de mantenimiento de carril, regulación automática de luces de carretera y reconocimiento de señales de tráfico -655 euros-, cámara de marcha atrás -205 euros-, enchufe de 230 V en el maletero -125 euros-, control de crucero adaptativo y sistema de vigilancia del entorno -325 euros-, sistema de apertura y arranque sin llave -335 euros-, sistema de navegación media -425 euros- o Pro -1.715 euros-, sistema de audio profesional Dynaudio -620 euros- o regulación electrónica del tren de rodaje -950 euros-.

En líneas generales, el equipamiento de serie es muy completo y el precio de los extras razonable, aunque hay elementos que deberían incluirse de serie en un coche de sus características y precio, como la cámara de visión trasera, el enchufe de 230 V en el maletero y el sistema de acceso y arranque sin llave.

Comportamiento

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (equipamiento, comportamiento, conclusión) 3

El Golf Variant ha heredado las excelentes cualidades dinámicas de su hermano de carrocería hatchback, logrando un perfecto equilibrio entre comodidad y deportividad. El sistema de selección de perfiles de conducción es una gran herramienta para encontrar el ajuste más adecuado a cada momento, ya que modifica el comportamiento de la dirección, del cambio automático, del climatizador, del control de crucero adaptativo e incluso el del sistema de luces adaptativo. Para ello se puede escoger entre tres modos prefijados –normal, sport y eco– o un modo personalizado que podemos configurar a nuestro gusto.

Otro sistema que me ha dejado un gran sabor de boca es el control de crucero adaptativo, que funciona sin apenas intervención del conductor para adaptarse a las condiciones del tráfico y mantener la distancia con el vehículo que nos precede, ha sido un gran aliado al circular por las congestionadas carreteras madrileñas.

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (equipamiento, comportamiento, conclusión) 7

El sistema de mantenimiento de carril actúa mediante pequeños movimientos automáticos de la dirección para mantener el coche dentro del carril por el que circulamos, siempre que lo hagamos a más de 60 km/h. Tiene dos modos de funcionamiento, el primero actúa solo si detecta que se va a abandonar el carril de forma involuntaria y el segundo haciendo constantes modificaciones en la dirección para mantener el vehículo centrado dentro del carril. La segunda de las opciones me ha resultado un tanto desconcertante, ya que no me gusta la sensación de que el volante vaya haciendo movimientos de forma autónoma.

El comportamiento del propulsor de dos litros y 150 CV me ha parecido el idóneo para las dimensiones y peso del Variant, con una aceleración y prestaciones más que suficientes para mover con soltura los 1.450 Kg que pesa este familiar. Si lo combinamos con la caja de cambios automática DSG el resultado roza la perfección, ya que este sistema de cambio de doble embrague realiza las transiciones entre marchas con una gran rapidez y suavidad, y únicamente peca de cierta brusquedad en marchas bajas.

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (equipamiento, comportamiento, conclusión) 8

El paso por curva es realmente bueno, en parte gracias al control de tracción con diferencial de deslizamiento limitado -XDS-, que consigue minimizar las pérdidas de tracción y mejorar el control sobre el vehículo, incluso circulando a velocidades altas.

El consumo homologado de este propulsor asociado al cambio DSG es de 4,5 litros a los 100. Al finalizar nuestra prueba, el ordenador de a bordo marcaba un consumo medio de 6,4 litros, pero realizando una conducción eficiente no es difícil conseguir cifras cercanas a los 5,5 litros.

Conclusión

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (equipamiento, comportamiento, conclusión) 4

Es un coche realmente completo, ofrece todas las cualidades de la versión hatchback, pero con la ventaja de una de las mayores capacidades de carga del segmento. La calidad de materiales y acabados está a la altura de lo que la marca nos tiene acostumbrados, y los sistemas de asistencia a la conducción dejan muy alto el listón de la seguridad.

Es un coche muy cómodo, resulta perfecto para el día a día y tiene suficientes cualidades deportivas como para enfrentar cualquier imprevisto, todo ello con un consumo de combustible contenido. La transmisión DSG es una de las mejores alternativas de cambio automático que existen en la actualidad.

Por desgracia todos estos sistemas y calidades tienen un precio, y esto hace que la cifra final sea notablemente más alta que la de sus competidores directos. Su rival más fuerte está dentro del mismo grupo, y se llama Seat León ST. El León con el mismo motor y caja de cambios y configurado con equipamiento similar cuesta 3000 euros menos que el Golf.

Prueba: Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG (equipamiento, comportamiento, conclusión) 9

 

Volkswagen Golf Variant TDI 150 CV DSG

Si te interesa esta noticia...