Motor, competición y nuevos lanzamientos

Prueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport (diseño, habitáculo, mecánica)

0

 

Esta semana os traemos la prueba de uno de los modelos más importantes y representativos de la gama de Volkswagen. Estamos hablando del Passat, que en su reciente octava generación nos da una nueva mirada de un concepto de berlina que los de Wolfsburgo han sabido explotar perfectamente a lo largo de su historia reciente.

Para nuestra prueba hemos contado con una versión que se postula como una de las más importantes de cara al número de ventas, que no es otra que la diésel de 150 CV, que en nuestro caso montaba la caja de cambios automática DSG y el acabado Sport. A lo largo del análisis, que como siempre dividiremos en dos entregas podremos recorrer todas las características que hacen que el Passat haya puesto las miras muy altas para atacar con fuerza un segmento plagado de competencia.

Diseño

Prueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport (diseño, habitáculo, mecánica) 2

De un primer vistazo ya encontramos las primeras novedades del nuevo Passat, que estrena una estética mucho más personal y deportiva que su predecesor, aunque los trazos principales no nos dejan dudas de que estamos ante el mismo modelo. La imagen deportiva se consigue en parte gracias a un aumento de 12mm en la anchura  y a la rebaja de 14mm en la altura, algo que también tiene su repercusión en sus cualidades dinámicas.

Las dimensiones de esta nueva generación son 4,77 metros de largo, 1,83 metros de ancho y 1,45 metros de alto. La distancia entre ejes ha aumentado en nada menos que 79 mm para quedar fijada en unos generosos 2,79 metrosPrueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport (diseño, habitáculo, mecánica) 6

La zona delantera es la que recibe los cambios más significativos, con unas nuevas ópticas Full LED que le aportan un aspecto moderno y tecnológico. Ambos faros están unidos por una calandra cromada de diseño horizontal que enfatiza su anchura a la vez que le da un toque elegante. La zona baja sigue la misma tónica, con los faros antiniebla en los extremos de una entrada de aire también recorrida por un cromado horizontal.

El corto voladizo delantero da paso a una línea lateral de líneas largas y suaves. El techo presenta a partir de la cabeza de los ocupantes delanteros una discreta caída que se funde con la luna trasera, y ésta a su  vez con el portón del maletero. En la versión Sport el Passat monta una llantas de aleación de cinco radios dobles que montan neumáticos de medida 235/45/R18.

Prueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport (diseño, habitáculo, mecánica) 7

La zaga es zona que menos variación tiene con respecto a la anterior generación, y ahora presenta unos pilotos ligeramente más estilizados que cuentan con tecnología LED para todas sus funciones. La zona baja tiene una línea cromada, que da continuidad a la que recorre la zona lateral, y en esta versión las colas de escape permanecen ocultas tras el paragolpes.

Habitáculo

Prueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport (diseño, habitáculo, mecánica) 4

Al abrir cualquiera de sus cuatro puertas el Passat nos recibe con un habitáculo atractivo, luminoso y construido con materiales de calidad, tanto para la vista como para el tacto. El diseño, salvo pequeñas pinceladas no dista demasiado de lo que hasta ahora conocíamos, y también nos recuerda bastante a otros modelos de Volkswagen. El salpicadero tiene un diseño limpio gracias a la ausencia de demasiados botones, y traslada el juego de líneas cromadas horizontales del exterior a la zona de los aireadores del climatizador.

Prueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport (diseño, habitáculo, mecánica) 10

Probablemente la novedad más destacable sea la incorporación del cuadro de instrumentos completamente digital denominado “Digital Cockpit” que prescinde de los tradicionales indicadores físicos para ofrecer una pantalla que podremos configurar a nuestro gusto para visualizar en cada momento la información que más nos interese. No solo le da un toque moderno y tecnológico al puesto de conducción, sino que mejora su visibilidad en todas las condiciones de luz y sus menús están realmente bien diseñados.

La pantalla central táctil tampoco se queda atrás, y aunque ya he tenido ocasión de probarla en varios modelos del grupo Volkswagen, me sigue sorprendiendo su intuitivo manejo y la calidad de su panel táctil. Cuenta con un sensor de proximidad que detecta cuando acercamos la mano para desplegar botones adicionales y facilitar su uso.

Prueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport (diseño, habitáculo, mecánica) 9

Nuestra unidad equipaba unos completos asientos de cuero negro que incluían regulación eléctrica y las funciones de calefacción, masaje y climatización, que resultan cómodos para realizar largos trayectos sin fatigarnos lo más mínimo. Las plazas traseras cuentan con un muy generoso espacio tanto para las rodillas como para la cabeza de sus ocupantes, que viajarán cómodos aunque sobrepasen el metro ochenta de estatura. Estas plazas cuentan con regulación de la temperatura del climatizador.

Prueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport (diseño, habitáculo, mecánica) 8

El maletero de esta berlina tiene una capacidad de nada menos que 586 litros -21 litros más que la versión anterior-, que lo coloca como una de las berlinas con mayor capacidad de la actualidad. No solo es amplio, sino que también cuenta con soluciones para acomodar la carga como un gancho para colgar bolsas o espacios a los lados para que pequeños objetos no se vayan moviendo por su interior. Bajo la tablilla encontramos una rueda de repuesto del mismo tamaño que el resto y con llanta de aleación.

Mecánica

Prueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport (diseño, habitáculo, mecánica) 3

Hemos probado la versión diésel de 2 litros y cuatro cilindros que rinde una potencia de 150 CV entre 3.500 y 4.000 RPM y un Par motor de 340 Nm entre 1.750 y 3.000 RPM. Es un motor turboalimentado que destaca por su suavidad y baja sonoridad, y que consigue homologar una cifra de consumo medio de 4,5 litros por cada 100 Km.

Este propulsor empuja al Passat de 0 a 100 en 8,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 220 Km/h. La potencia es transmitida al eje delantero a través de una caja de cambios automática de doble embrague denominada DSG. El funcionamiento de esta caja automática roza la perfección, y supone uno de los extras más recomendables que tiene este coche.

Prueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport (diseño, habitáculo, mecánica) 5

La dirección es de asistencia eléctrica, y tanto ésta como la suspensión –independiente para las cuatro ruedas- pueden equipar el sistema DCC –Dynamic Chassis Control- que nos permitirá variar su dureza y respuesta para adecuarla a distintos modos de conducción.

La segunda parte de la prueba estará dedicada a comprobar cómo se traducen todos estos elementos mecánicos en nuestra habitual prueba de conducción y consumos. También conoceremos su listado de precios y equipamiento para nuestro país.

Enlace: segunda parte de la prueba (equipamiento, comportamiento, conclusión)

Relacionado