Prueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport (equipamiento, comportamiento, conclusión)

0
Voolkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport
8.3 / 10 Puntuación total
Pros

- Habitáculo espacioso
- Agilidad
- Consumo

Contras

- Diseño interior continuista
- Precio
- Elementos de seguridad opcionales

Habitáculo9
Motor8.5
Comportamiento8
Equipamiento7.5
Diseño8.5

Ayer comenzábamos la prueba del nuevo Volkswagen Passat, una berlina sobradamente conocida que en su octava generación sigue manteniendo el listón muy alto en diseño, calidad de materiales y comportamiento en carretera. El Passat es un coche con una gran acogida en la mayoría de mercados mundiales donde opera la marca alemana, y ese es uno de los motivos por el cual los cambios en esta nueva versión no sean ni mucho menos radicales, aunque sí lo suficientes como para que podamos hablar de un notable cambio generacional.

La primera parte de la prueba estuvo dedicada a conocer su nuevo diseño, su habitáculo y la mecánica diésel de 150 CV que monta la unidad que hemos podido probar. Si todavía no la has leído puedes hacerlo aquí. Hoy comprobaremos como todos esos elementos se comportan en nuestra prueba de conducción, y haremos un recorrido por el listado de precios y niveles de equipamiento con que el nuevo Passat está disponible. Al finalizar no te pierdas la galería de fotos que te hemos preparado para que puedas apreciar cada uno de los detalles de este nuevo Volkswagen Passat.

Equipamiento

Prueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport (equipamiento, comportamiento, conclusión) 2

El Volkswagen Passat tiene un precio de venta que parte de los 26.700 euros. Si nos decantamos por la motorización diésel 2.0 TDI de 150 CV esa cifra sube hasta los 30.420 euros que se corresponde con el nivel de equipamiento “Edition”. Por ese precio el Passat incluye de serie volante multifunción de cuero, control de crucero, bluetooth, conexión USB, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, control de presión de los neumáticos, llantas de aleación de 16 pulgadas, aire acondicionado, arranque sin llave, faros antiniebla, freno de estacionamiento electrónico y sistema start&stop con recuperación de la energía de frenado.

Un escalón por encima tenemos el acabado Advance -32.840 euros-, que añade a lo anterior llantas de 17 pulgadas, asientos delanteros ErgoComfort, climatizador automático de tres zonas, navegador “Discover Media”, sensor de lluvia y luces, faros full LED basic para cruce y carretera, y sistema PreCrash.

Prueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport (equipamiento, comportamiento, conclusión) 5

Por último nos encontramos con el nivel de equipamiento que montaba nuestra unidad de pruebas, denominado Sport, que por un precio de 35.000 euros añade las llantas de 18 pulgadas, control de crucero adaptativo, navegador “Discover Pro” con pantalla táctil de 8 pulgadas, faros delanteros full LED “high”, Rear Assist, cuadro de instrumentos digital de 12 pulgadas Volkswagen Digital Cockpit y cámara de marcha atrás. Tanto la versión Advance como la Sport pueden montar el cambio automático de doble embrague DSG con un sobrecoste de 2.490 euros.

Una vez escogido nuestro nivel de equipamiento podemos acudir a la extensa lista de elementos opcionales que incluye, entre muchos otros, el paquete de diseño R-Line exterior -1.255 euros-, asientos con climatización y masaje lumbar -435 euros-, tren de rodaje adaptativo DCC con selección de modos de conducción -1.045 euros-, acceso y arranque sin llave -500 euros- o techo solar panorámico -1.145 euros-.

En el apartado de seguridad, el Passat incluye seis airbags con la posibilidad de incluir el de rodillas para el conductor y los traseros laterales por 490 euros, asistente de arranque en pendientes, ESP, control de tracción, frenado anti colisiones múltiples y detector de fatiga.

Comportamiento

Prueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport (equipamiento, comportamiento, conclusión) 3

El nuevo Passat está construido sobre la plataforma modular MQB que ya ha servido para ensamblar modelos como el Volkswagen Golf VII, el Audi A3 o el Skoda Octavia. Esta circunstancia permite una importante reducción tanto de costes de fabricación como de peso, que hace que el nuevo Passat sea hasta 85 Kg más ligero que su predecesor. Si a esto le unimos que ahora es más bajo y más ancho entenderemos como se  ha conseguido mejorar su agilidad y paso por curva de una forma palpable.

La sensación al volante de este coche de 4,77 metros y 1.500 Kg es la de estar conduciendo un coche realmente equilibrado. Tiene la agilidad de coches de menor tamaño, pero sin renunciar al aplomo y sensación de seguridad que dan las berlinas de gran tamaño. Su dirección de asistencia eléctrica peca, como todas, de poco comunicativa, pero es directa y permite guiar de forma precisa el tren delantero en cualquier circunstancia. Es un coche fácil de conducir, que tienda al subviraje si le buscamos las cosquillas, pero de una forma predecible y fácilmente controlable.

Prueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport (equipamiento, comportamiento, conclusión) 6

Nuestra unidad montaba el conocido motor de dos litros TDI de 150 CV, una opción más que recomendable para un coche de su tamaño y peso, que cumple de forma satisfactoria en todos los aspectos. La aceleración se siente desde la zona baja del cuentavueltas, y sube de forma suave y progresiva con un empuje constante. Su consumo medio durante una semana de pruebas en todas las  circunstancias quedó fijada en unos 5,9 litros por cada 100 Km, una cifra excelente para este coche, que no sería difícil mejorar aumentando el porcentaje de trayectos por carretera, donde es sencillo conseguir consumos cercanos a los 5 litros.

El funcionamiento de la caja de cambios automática de doble embrague DSG compensa todos y cada uno de los euros que cuesta, y sigue siendo un ejemplo en suavidad, rapidez de cambio y comodidad. A la hora de escoger entre una caja manual o una automática lo normal es tener que decidir entre comodidad y sensaciones deportivas, pero eso no es así con esta caja de doble embrague, que es de las pocas en el mercado que aprueba, con nota, en todas las situaciones.

Sus dimensiones hacen que la ciudad no sea su hábitat natural, pero gracias a su buena visibilidad y a sistemas como la cámara de visión de 360 grados facilitan enormemente las maniobras comprometidas sin que peligre la pintura.

Conclusión

Prueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport (equipamiento, comportamiento, conclusión) 4

Esta nueva generación de Passat sigue con la tónica de ofrecer un coche muy bien diseñado que cumple con creces en todos los aspectos a analizar. Su diseño, aunque continuista, le da un soplo de aire fresco y un aspecto tecnológico adaptado a nuestros días. El habitáculo es amplio en las dos filas de asientos y se  lo pone muy difícil a sus competidores si tenemos en cuenta el espacio de los ocupantes de las plazas traseras y el del maletero.

El propulsor diésel de 150 CV ofrece un perfecto equilibrio entre prestaciones y consumos, y combinado con la caja de cambios DSG roza la perfección. Su nuevo chasis consigue mejorar de forma notable su comportamiento y agilidad, aunque su tacto no pueda catalogarse como deportivo.

Sin duda su mayor contra se encuentra en su precio de venta, que arranca en una cifra superior a la de la gran mayoría de sus competidores, y que puede llegar a sumas dignas de segmentos superiores si nos dejamos llevar por su amplísimo catálogo de equipamiento extra. La dotación de serie es adecuada a cada nivel de equipamiento, pero existen detalles como el airbag de rodillas opcional que desentonan en un coche de su precio.

Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV Sport

Si te interesa esta noticia...

Usamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. AceptarLeer más