Prueba: Volvo V60 Plug-In Hybrid AWD (equipamiento, comportamiento, conclusión)

1
Volvo V60 Plug-In Hybrid
8.7 / 10 Puntuación total
Pros
- Consumo - Calidad de acabados - Equipamiento
Contras
- Precio - Detalles de diseño interior - Maletero
Habitáculo8.5
Motor9.5
Comportamiento8
Equipamiento9.5
Diseño8

Una vez conocidos los detalles mecánicos, el habitáculo y el diseño de este Volvo V60 Plug-In Hybrid ha llegado el momento de analizar su listado de precios, equipamientos y opciones. Al tratarse de la versión híbrida, únicamente existe la opción de asociarlo con el acabado más completo de la gama Volvo, que podremos ver a continuación. Si todavía no has leído la primera parte de la prueba puedes hacerlo aquí.

También habrá espacio para el análisis pormenorizado del comportamiento de su mecánica híbrida, capaz de homologar una estupenda cifra de consumo mixto a la vez que ofrece una potencia combinada de nada menos que 283 CV.

Equipamiento

Prueba: Volvo V60 Plug-In Hybrid AWD (equipamiento, comportamiento, conclusión) 3

El Volvo V60 Plug-In Hybrid tiene un precio de partida de 61.950 euros, y está asociado en exclusiva al acabado Summum. Su dotación de serie es completísima, e incluye control de velocidad de crucero, faros de xenón activos, volante multifunción, retrovisores con antideslumbramiento automático, climatizador bizona con sensor de calidad del aire, asiento de conductor con regulación eléctrica, sensores de lluvia y luces, freno de estacionamiento electrónico, cuadro de instrumentos digital, tapicería mixta, bluetoooth, conexión USB y iPod, pantalla a color de 7 pulgadas, DVD, navegador Sensus y sistema de sonido de alto rendimiento.

Como puedes observar, este V60 cuenta con todos los elementos que se esperan de un vehículo de su categoría, salvo alguna excepción como la cámara trasera o sensores de aparcamiento –esenciales en un vehículo de esta envergadura- o el acceso y arranque sin llave. Si queremos completar la dotación de serie, Volvo pone a nuestro alcance los siguientes paquetes de equipamiento cerrado:

  • Pack Family -350 euros-, con cierre de seguridad eléctrico para niños, asientos traseros preparados para elevarse y usarse como alzas para niños cuando sea necesario y desactivación del airbag del pasajero.
  • Pack IntelliSafe Pro -2.178 euros-, con sistema de información de puntos ciegos, sistema de control de alerta para el conductor y control de crucero adaptativo.
  • Pack Security -1.331 euros-, con alarma, ventanillas laminadas, PCC –comunicador personal con el automóvil- y cierre privado.
  • Pack Xenium -1.391 euros-, con regulación eléctrica del asiento del pasajero, techo solar practicable, sensores de aparcamiento delanteros y traseros y cámara de aparcamiento trasera.

Prueba: Volvo V60 Plug-In Hybrid AWD (equipamiento, comportamiento, conclusión) 5Además de todo lo anterior, nuestra unidad contaba con tapicería completa de cuero -302 euros- y color exterior Crystal White -1.488 euros-, por lo que su precio –descuentos no aplicados- es de más de 68.000 euros.

En el apartado de seguridad, este modelo hace honor a la fama de Volvo, incluyendo de serie seis airbags, asistencia a la frenada de emergencia, ayuda de arranque en pendientes, control de estabilidad, fijaciones ISOFIX, luces de freno adaptativas, City Safety, protección contra latigazos cervicales, etcétera.

Comportamiento

Prueba: Volvo V60 Plug-In Hybrid AWD (equipamiento, comportamiento, conclusión) 4

Los primeros kilómetros a bordo del V60 Plug-In Hybrid sirven para darnos cuenta de la calidad de fabricación de este modelo. Todos los elementos tienen un ajuste perfecto, no se trasladan al habitáculo ruidos molestos y la suavidad de marcha es una de sus mayores bazas. Al tratarse de un híbrido enchufable, el V60 nos permite realizar hasta un máximo de 50 Km en modo totalmente eléctrico si previamente hemos cargado sus baterías por medio de un cable que se puede conectar a una instalación convencional.

Esta autonomía en modo totalmente eléctrico es ideal para trayectos urbanos, y será totalmente explotada por aquellos usuarios cuyo recorrido cotidiano no sobrepase esa distancia. Es toda una delicia circular de modo completamente silencioso y sin gastar ni una gota de combustible. Los 68 CV no proporcionan una gran aceleración, pero las salidas desde parado son rapidísimas gracias a su inmediata entrega de Par. En nuestra prueba conseguimos estirar la autonomía eléctrica hasta los 38 Km, aunque el trayecto no era el ideal al incluir pequeños tramos de vías rápidas, por lo que esa cifra es fácilmente mejorable.

Prueba: Volvo V60 Plug-In Hybrid AWD (equipamiento, comportamiento, conclusión) 6

La configuración del V60 con el motor de combustión en el eje delantero y el eléctrico en el trasero permite una serie de combinaciones de funcionamiento que se controlan desde la botonera situada en la consola central, que son:

  • PURE: este modo utiliza en exclusiva el motor eléctrico, siempre que la demanda de potencia por parte del conductor no sea muy elevada y exista carga suficiente en la batería.
  • HYBRID: utiliza ambos motores de forma conjunta, aunque priorizando el modo totalmente eléctrico siempre que las circunstancias lo permitan.
  • POWER: ambos motores funcionan al mismo tiempo y a pleno rendimiento para ofrecer el máximo de potencia disponible y explotar todas sus posibilidades.

Además de los anteriores, existen dos modos adicionales, también controlados desde la consola central, que complementan a los anteriores.

  • SAVE: el vehículo funciona con el motor de combustión reservando la carga de la batería para un momento posterior. Si es necesario, el generador cargará la batería para mantener, al menos, una autonomía en modo eléctrico de 20 Km.
  • AWD: utiliza ambos motores para mantener la tracción total de forma permanente y así poder circular por terrenos complicados o con climatología adversa.

Prueba: Volvo V60 Plug-In Hybrid AWD (equipamiento, comportamiento, conclusión) 7

La transición entre ambos motores se ha afinado de tal manera que en la mayoría de los casos resulta totalmente imperceptible para el conductor, y es complementada de forma perfecta por un cambio automático de seis velocidades que pone la guinda a una conducción suave y progresiva. Con un peso cercano a las dos toneladas no se puede catalogar como un coche ágil, pero la buena puesta a punto del chasis, unida a su potencia, hace que tengamos la sensación de estar a los mandos de un vehículo mucho más pequeño, sobre todo cuando afrontamos trayectos con curvas enlazadas o maniobras evasivas.

El sistema de tracción total incorpora un avanzado sistema electrónico de control que analiza de forma constante el agarre de cada una de las cuatro ruedas, distribuyendo el Par de ambos motores de forma inteligente para lograr en todo momento la máxima tracción. Este sistema, en unión con el control de tracción consigue mantener al V60 dentro de la trayectoria incluso cuando intentamos buscar sus límites de adherencia con suelo mojado.

Prueba: Volvo V60 Plug-In Hybrid AWD (equipamiento, comportamiento, conclusión) 8

Además de la recarga mediante el cable incorporado, la batería puede regenerarse utilizando la inercia del propio vehículo y las fases de frenado. Cuando pisamos el pedal de freno  tenemos dos fases claramente diferenciables. El primer tramo del recorrido convierte el motor eléctrico en un generador para la recarga de la batería a la vez que frena el vehículo. Si esa primera fase no fuera suficiente, el segundo tramo del recorrido del pedal utiliza el equipo convencional de frenado. Este sistema, muy útil para aumentar nuestra autonomía, hace que el pedal de freno tenga un tacto demasiado artificial, y que sea difícil dosificar la potencia de frenado a nuestro gusto.

El V60 Plug-In Hybrid ha conseguido homologar una cifra de consumo mixto de tan solo 1,8 litros por cada 100 Km según el ciclo de conducción europeo. Durante nuestra prueba, la mejor cifra que hemos logrado en modo híbrido ha sido de 3 litros a los 100, pero es un dato relativo que depende de muchos factores. En modo híbrido y recorridos urbanos podemos conseguir consumos realmente bajos, pero en carretera a un ritmo constante de 120 Km/h el motor de combustión hace su aparición, y solo se desconectará en deceleraciones prolongadas, por lo que la eficiencia del sistema híbrido se ve mermada y los consumos rondan los 5 litros en el mejor de los casos.

Conclusión

Prueba: Volvo V60 Plug-In Hybrid AWD (equipamiento, comportamiento, conclusión) 9

Estamos ante uno de los coches de carrocería familiar más completos que existen en el mercado, y con cualidades mecánicas que lo convierten en único. Sus dimensiones lo hacen ideal para una familia al completo, su sistema híbrido consigue unos consumos impensables para un motor de combustión y su potencia combinada de 283 CV las prestaciones de un coche de ambiciones deportivas.

El potencial comprador tendrá que tener en cuenta que este coche no es equiparable a otros híbridos, como el Toyota Prius, que están concebidos pensando casi en exclusiva a la eficiencia energética. La incorporación de un motor eléctrico a este V60  busca más la demostración de las posibilidades que ofrece esta tecnología para conseguir mejorar al mismo tiempo tanto el consumo como las prestaciones de un modelo diésel.

El mayor inconveniente que tiene el Volvo V60 Plug-In Hybrid es su elevado precio, 10.000 euros mayor que el de la versión diésel D5 de 215 CV, una cifra que difícilmente podrá ser amortizada con la diferencia de consumos, ni siquiera teniendo a nuestra disposición una toma eléctrica a diario para recargar la batería.

Volvo V60 Plug-In Hybrid AWD

Si te interesa esta noticia...