¿Puede Top Gear destrozar las ventas de un fabricante?

2

Todos sabemos que al realizar una prueba sobre un vehículo y publicarla en internet las posibilidades de que esta llegue a muchísimas personas son tan grandes como la repercusión del medio donde escribes. Personalmente este tema siempre me lo he tomado como una idea donde escribir tu verdadera opinión de forma que nunca tengas que arrepentirte es lo verdaderamente importante, le guste o no a los propietarios actuales de un vehículo en concreto o agrade o no a una compañía en concreto.

Este tema precisamente es con el que han de lidiar los chicos de Top Gear aunque multiplicado por la enorme cantidad de repercusión que puede tener su programa. Lo que no podía imaginar es lo que ha ocurrido tras la prueba del Zenvo ST1, un atractivo superdeportivo que acaba de llegar al mercado desde Dinamarca y que, tras la prueba realizada (tienes el vídeo bajo estas líneas) la compañía ha tenido que lanzar un comunicado de prensa donde “alegar” ciertos defectos en la prueba.

Tremenda decepción la de Zenvo tras la publicación de la prueba realizada por Top Gear

En primer lugar, comentar que Jeremy Clarkson fue el encargado de subirse al superdeportivo y demostrar de qué era capaz, imagina si encima le das un modelo que durante la prueba en circuito comienza a mostrar ciertos defectos en embrague, frenos e incluso falla uno de los ventiladores del intercooler, como resultado de este último fallo el coche arde.

Después de ver la dichosa prueba realizada en un medio que literalmente puede encumbrarte o hacer que cierres desde Zenvo alegan que el embrague falló tras una hora de “drifting extremo por parte de los conductores de Top Gear” mientras que el fuego fue causado por un fallo en el ventilador del intercooler después de “más de una hora de pruebas de alta velocidad y cincuenta litros de combustible consumido”… Personalmente creo que a un vehículo de estas características es lo mínimo que se le puede pedir, a no ser que vendas un objeto de exposición al que no puedes hacerle más de 10 km diarios.

Ahora bien, quizá la mayor sorpresa es cuando en Top Gear dejan el coche a The Stig para hacer la vuelta rápida y resulta que el resultado es inferior al de un BMW M5 a lo que Zenvo contesta: “Stig hizo las pruebas en un día en el que en muchas partes de Reino Unidos se desaconsejaba conducir debido a las bajas temperaturas y a la lluvia extrema. Las condiciones climáticas y la cantidad de agua en la pista redujeron tremendamente la tracción de las ruedas traseras en dismensiones 345/30 ZR20, obteniendo como resultado un tiempo de vuelta que no refleja el potencial del coche en seco”. Ver para creer.

Vía: wcf

Si te interesa esta noticia...

Update CMP