Motor, competición y nuevos lanzamientos

¿Qué sucede cuando tu Nissan GT-R pierde su capó delantero a casi 300 km/h?

0

Teniendo bastantes km ya hechos por circuito, lo cierto es que lo de tener problemas con cerrar incorrectamente el capó no es algo nuevo. Son ya varias las ocasiones en las que he podido ver la apertura de un capó en marcha mientras se corre en circuito. Los motivos son fundamentalmente dos: el primero de ellos, que constantemente se está abriendo y cerrándolo cuando se para en los boxes, y el segundo de ellos, es que muchos de los vehículos cuentan con capós y cierres modificados que en ocasiones por no estar correctamente instalados y en otras por no ser adecuados también resultan fallando.

Pero ahora vamos a ponernos en un escenario más serio. Un Nissan GT-R de 1.600 CV gracias a el kit de preparación de AMS que estaba disputando una carrera de drag contra un Lamborghini Gallardo de 2.100 CV. Y evidentemente, con esas preparaciones tan estratosféricas, es habitual ver en dichas unidades modificaciones de toda índole en numerosos aspectos que no conciernen únicamente a la mecánica. En este caso, el GT-R del vídeo lleva un capó realizado en fibra de carbono con unos cierres modificados.

Ahora imagínate que a 290 km/h (sí, es correcta la cifra) el capó (en el que además iba sostenida la GoPro) comienza a levantarse hasta que llega un momento en el que sale disparado al cielo y finalmente vuelve a caer. Sí, lo habitual suele ser que impacte contra la luna y se quede ahí adherido, en este caso ya has visto que debido a la presión ejercida por el viento ha arrancado directamente los soportes del mismo.

Si te interesa esta noticia...