Ración extra de AdBlue para bajar hasta en un 80% las emisiones de NOx en los motores diésel de Volkswagen

0

Cada vez más fabricantes están apostando por los sistemas de inyección de AdBlue (o Urea) en sus modelos diésel para poder seguir cumpliendo con las nuevas normativas de emisiones y Volkswagen ha anunciado una vuelta de tuerca sobre este sistema que a su vez reforzará la apuesta sobre dichos propulsores diésel en el viejo continente.

El Grupo Volkswagen lleva algo más de dos años empleando la tecnología SCR (Reducción Catalítica Selectiva) en algunos de sus vehículos como una medida para reducir considerablemente las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) en los gases de escape. Ahora, ha evolucionado dicho sistema denominándolo SCR de «dosificación doble».

Como su propio nombre sugiere, lo que hace es basarse en doblar la inyección de AdBlue respecto al sistema convencional, usando para ello dos inyectores de AdBlue en el sistema SCR, estando el segundo y nuevo inyector de AdBlue en la línea de escape bajo el habitáculo y logrando de esta forma una reducción de hasta un 80% en la emisión de óxidos de nitrógeno respecto a la anterior generación del sistema. El primer propulsor en hacer uso de él es el 2.0 TDI Evo de 150 CV que ha estrenado el renovado Volkswagen Passat y que cumple con la futura normativa de emisiones Euro 6d. El nuevo Volkswagen Golf que veremos presentado en las próximas semanas también contará con este mismo propulsor y tras él, aterrizará en otros modelos de la gama.

Este proceso de dosificación doble necesita de un segundo convertidor catalítico SCR ubicado en la parte inferior del vehículo. Debido a que la distancia al motor es mayor, la temperatura a la que éste trabajará será de hasta 100º menos, lo que posibilita la ampliación del tratamiento de gases de escape, porque a temperaturas de gases cercanas al motor de +500º las tasas de conversión siguen siendo todavía muy destacables.

Eso sí, evidentemente en estos nuevos motores el consumo de AdBlue se incrementará, con lo que ello supone en términos de coste para el cliente final. Pero vete haciendo la idea, porque es posible que otros fabricantes tengan que adoptar soluciones similares a futuro.

Si te interesa esta noticia...