Motor, competición y nuevos lanzamientos

Cuando recibes un golpe desafortunado en el ‘Ring

0

En el momento en el que te metes en el circuito a correr con otros conductores, sabes que te expones a un peligro tácito de sufrir un accidente en el coche por mucha precaución con la que vayas. Especialmente, si es en Nürburgring, donde se consiguen grandes velocidades y a veces la falta de pericia o de sentido común dan lugar a sucesos como el que te vamos a hablar hoy.

Te ponemos en situación: un Volkswagen Golf R32 caja 4 y un Honda S2000 restyling. Mientras que el S2000 va a una velocidad moderada a un lado para dejar paso al resto de conductores, el Golf viene de la recta a una velocidad bastante elevada.

Al pisar un piano, pierde ligeramente el control y es en ese momento cuando clava frenos, además de por la proximidad a la curva. Pero con tan mala suerte, de que existe una diferencia de velocidad considerable entre el Golf y el S2000, algo que acaba con un desenlace en un fuerte impacto por alcance contra el S2000, que pierde el control y afortunadamente logra reconducir la situación para no sufrir otro nuevo percance derivado de la pérdida del control.

Relacionado