Motor, competición y nuevos lanzamientos

Los reproductores de CD en los coches siguen muy presentes

0

Hace no muchos años, ya vivimos una transición que para muchos se alargó más de la cuenta. Se trata del paso de los míticos cassetes a los CD (y posteriormente, con la capacidad de poder leer MP3). Muchos de los aquí presentes, seguro que más de una y de dos veces, tuvisteis que recurrir al bolígrafo para rebobinar el cassete hace algunos años.

Desde hace unos pocos años, con la irrupción en el mercado en primer lugar de las memorias USB y posteriormente de todo el compendio de tecnologías relacionadas ocurrió algo parecido. Pero en este caso, dichas tecnologías podían complementar perfectamente y no sustituir como en el caso anterior. Me explico: mientras que las discográficas dejaron de apostar por los cassetes con la introducción del formato CD, en el caso actual se apuesta por múltiples medios, si bien es cierto que cada vez pierde más protagonismo el CD (memorias USB y distribución digital, principalmente).

Precisamente, y en base a las nuevas tecnologías que aterrizaron hace algunos años, muchos (como el presidente de Siemens VDO en el CES de 2007) se aventuraron a predecir la muerte del soporte CD en los coches para el año 2015. El uso de la música por Bluetooth (A2DP) ha incrementado considerablemente su cuota de mercado, así como las tarjetas/memorias o incluso con la conexión por entrada auxiliar, pero el formato CD todavía se resiste a morir.

Se resiste a morir

Pese a que algunos fabricantes optaron hace algún tiempo por prescindir del lector de CD en sus coches, apostando únicamente por las tecnologías más novedosas, lo cierto es que sigue teniendo una cuota de mercado muy elevada. Tanto es así, que en la actualidad el 83.4% de coches nuevos en Estados Unidos equipan un lector de CD, una cifra que no dista tanto del 93.7% del año 2005 y que no dista mucho de la que podamos manejar por Europa.

En mi caso particular, hace ya muchos años que dejé de emplear el formato CD para pasar en su lugar a emplear formatos más modernos -y cómodos-. Pero sí que es cierto que aún conozco gente empleando CDs y es lo que aún puede hacer a muchos fabricantes resistirse a la supresión de dicho elemento. ¿Cuándo crees que veremos una caída considerable de su implantación en coches de nueva hornada?

Vía: Carscoops

 

 

Relacionado