Motor, competición y nuevos lanzamientos

Saab Automobiles finalmente desaparece y pasa a fusionarse con NEVS

0

 

 

Una de esas compañías que nació en el mundo de la aeronaútica en primera instancia, dedicándose a la fabricación de aviones militares en Trollhättan y cuyo nacimiento data de Abril de 1937, y algunos años más tarde, en 1946, comenzaron a trabajar en el prototipo de un coche, el Saab 92.001, para finalmente en 1949 iniciar la producción en serie de vehículos con las dos variantes del Saab 92.

¿Dónde podemos atribuir el inicio de su decadencia hasta el triste final con el que ha acabado en estos días? Muchos, lo hacen sin dudarlo a la compra del 50% de la empresa por parte de General Motors a finales de los ’80, que más tarde, en el año 2000, pasó a ser propietaria en su totalidad. Un planteamiento que por cierto comparto hasta cierto punto: pudimos ver como se invitieron grandes cantidades de dinero en la firma que estuvo dando pérdidas durante muchos años consecutivos, pero nunca se llegó a lograr encuadrarla en un posicionamiento de mercado adecuado con la que poder ofrecer un producto que conquiste a un target concreto de clientes con el que finalmente se logró conquistar por parte de sus competidores.

Aunque en cualquier caso no es algo que atañera exclusivamente a Saab, otras marcas como Oldsmobile, Saturn y Pontiac también perecieron en la criba realizada por General Motors, aunque en el caso de Saab nos duela aún más por su cercanía geográfica y también por los grandes avances tecnológicos que hicieron en la sobrealimentación en la época de modelos como el 900 Turbo que lo situaron tecnológicamente por encima de muchos de sus rivales.

Saab Automobiles finalmente desaparece y pasa a fusionarse con NEVS 2

Sabrás que NEVS es la actual propietaria de la firma, además de las tecnologías que no eran propiedad de General Motors y parte de los derechos intelectuales. Pues bien, según hemos podido conocer, NEVS no empleará la marca Saab, justificándose con que quieren ser reconocidos por sí mismos, aunque en la práctica, el motivo real sea que la marca no pertenecía al fabricante al no contar con los derechos de propiedad intelectual de la misma, para preservar de esa forma posibles manchas nuevas en su historial en caso de que sucedan nuevos fracasos comerciales.

Como ya comentamos con anterioridad, el primer modelo será un NEVS 9-3 eléctrico (y los siguientes modelos que lo acompañarán, también se espera que sean eléctricos), enfocándose principalmente al mercado chino aunque con la idea de expandirse a otros mercados en un futuro.

Así que tristemente vamos a dejar de ver Saab nuevos en la calle, que aunque en la práctica, no tuvieran mucho que ver con los que veníamos viendo estos últimos años (principalmente, por el cambio de enfoque de la marca), el hecho de impedir el empleo del nombre de la marca nos hace pensar si bajo la chistera guardan algún tipo de plan maestro bajo la chistera para volver a traernos algo parecido a lo que fue en su día. Dicen que de ilusiones también se vive, ¿no?

Si te interesa esta noticia...