Motor, competición y nuevos lanzamientos

Sale a la venta el Nissan Skyline R34 GT-R Nismo Z-Tune #001

0

De la saga de Nissan Skyline GT-R más populares (entiéndase los R32, R33 y R34), pese a las grandes similitudes técnicas entre ellos (entre otras cosas, comparten el mismo y aclamado propulsor RB26DETT), el R34 dista considerablemente en términos de cotización respecto a los R32 y R33. Estamos hablando de que para hacerte con una unidad de R34 GT-R en buenas condiciones, deberás aflojar como mínimo 35.000 euros. Si hablamos ya de ediciones especiales y limitadas, dicha cifra aumenta exponencialmente.

Hoy te vamos a hablar de la subasta de un R34 GT-R Nismo Z-Tune, una edición especial nacida para conmemorar los 20 años de historia de Nismo y que tiene una historia algo atípica detrás y cuya producción fue tan solo de 20 unidades. Empezando por su fecha de producción: 2005. Si eres un poco erudito de los Skyline, sabrás que los R34 cesaron su producción en el año 2002… entonces, ¿qué hicieron desde Nismo? ¿volver a fabricarlo para producir únicamente 20 unidades?

Sale a la venta el Nissan Skyline R34 GT-R Nismo Z-Tune #001 1

No, nada más lejos de la realidad. Se fueron al mercado de segunda mano y adquirieron 12 unidades del GT-R R34 Spec-V. Eso sí, estas unidades tenían que cumplir una serie de requisitos muy estrictos, tales como no tener más de 30.000 km en el odómetro y estar en perfectas condiciones tanto mecánicas como a nivel de chasis. ¿Y qué hay del resto de unidades que faltan para llegar a las 20? Fueron donadas por sus propietarios para que se les realizara también dicha conversión.

Todas estas unidades fueron destripadas por completo para ser pintadas en el característico color plata Z-Tune además de reforzar muchos puntos del mismo con nuevas soldaduras, así como recibir la gran lista de modificaciones con las que contaba esta edición. A nivel mecánico, se incorporaban dos nuevos turbocompresores de IHI, pistones forjados, plenum de la admisión específico, corte de inyección a 8000 vueltas, dando como resultado una potencia de 500 CV. Estéticamente heredó algunos componentes de los GT500 de Nismo, como las entradas/salidas de aire en capó y aletas, además de llantas y aletas de mayor anchura. La suspensión aportada por Sachs también recibía un tarado específico.

La cuestión es que con esta exclusividad, unida a ya la de por sí elevada cotización de los R34 GT-R, ha hecho que esta unidad en concreta que se encuentra a la venta haya recibido ya ofertas de más de 530.000 euros. ¿Descabellado? Si lo pensamos desde el punto de vista del aftermarket disponible para este coche, donde evidentemente te puedes hacer una máquina mucho más seria que esta a un precio muy inferior, sí. Si nos ceñimos únicamente a su exclusividad (sólo 20 unidades producida), habrá gente a la que le pueda parecer hasta razonable. En cualquier caso, nos gustaría escuchar tu opinión en los comentarios.

Vía: GTSpirit

Si te interesa esta noticia...