Motor, competición y nuevos lanzamientos

Schmidt Revolution reinterpreta el Mini Clubman Cooper S

0

Muchos son los que claman al cielo que BMW deje de jugar con el nombre MINI, quizás jugar no sea la palabra más idónea ya que básicamente lo que BMW está haciendo con MINI es experimentar y mientras haya alguien que siga enamorado de esta clase de vehículos seguirán apareciendo más y más extraños “homúnculos” bajo el sello MINI.

Dentro de la gama MINI uno de los menos favorecidos quizás sea el MINI Clubman Cooper S, un vehículo potente pero quizás no muy favorecido estéticamente hablando. Para intentar remediar esto los chicos de Schmidt Revolution nos muestra su particular paquete de mejoras al que han denominado como Streetworker.

Quizás uno de los apartados más vistosos de esta preparación sea la increíble reducción de altura como no, gracias a la instalación de una sofisticada suspensión neumática firmada por Streetec la cual permite aumentar la altura respecto a la suspensión original en 60 mm o reducirla en 40 mm con tan sólo pulsar un botón.

Por otro lado, seguro que te gustará la combinación de pintura azul y detalles en negro, combinación que aparte de darse toda la carrocería, incluido el nuevo kit de carrocería compuesto por paragolpes y faldones laterales se ha trasladado también a las nuevas llantas de aleación Cirrus de 18 pulgadas.

En cuanto a la mecánica, como bien sabes el Cooper S monta un 1.6 THP que de serie rinde 184 caballos y 240 Nm de par máximo, potencia que ha sido elevada hasta los 200 caballos y 250 Nm de par máximo gracias a ciertos cambios sobre todo en la centralita de este modelo tan especial.

Vía: carscoop

Relacionado