Motor, competición y nuevos lanzamientos

Llega la quinta generación del SEAT Ibiza: Nueva plataforma y sólo disponible con cinco puertas

0

SEAT finalmente ha sacado del horno la nueva generación del Ibiza, la quinta para más señas, que llega tras casi 33 años de historia sus espaldas y que ha sido y es un pilar de ventas indispensable dentro de la marca, siendo batido a nivel de ventas recientemente por el León, si bien es comprensible puesto que ya era inminente la jubilación de la generación saliente cuyo lanzamiento data de 2008 y que se ha ido manteniendo frente a sus rivales a través de cambios y mejoras que le ha ido realizando SEAT.

Y precisamente si podemos criticar algo en este León es su falta total de identidad como modelo, pasando a adoptar el diseño modular que emplea actualmente SEAT para cada vez más modelos, dando en este caso como resultado un mini-León.

Una de las grandes novedades en esta generación es que hace uso de la nueva plataforma MQB A0, siendo el primer modelo de VAG que la estrena. Aunque naturalmente, no será el único que haga uso de ella, ya que en un futuro modelos como el Volkswagen Polo en su nueva generación o también el relevo del Audi A1 harán uso de ella. Este nuevo Ibiza anuncia un 30% más de rigidez torsional, logrando reducir rumorosidad y vibraciones.

El fabricante anuncia un ancho de vías que aumenta en 60mm en el eje delantero y 48 mm en el trasero, con una distancia entre ejes que también aumenta 95 mm hasta lograr los 2,56 metros. La longitud es de 4,06 metros (-2mm) y la anchura de 1,78 m (+88mm), con una altura de 1,44 m(-1mm), repercutiendo de esta forma positivamente en la capacidad de su maletero que ahora pasa a ser de 355 litros o el espacio para las piernas de los ocupantes traseros con 35mm más.

Como reza el título, ni está ni se le espera una variante de tres puertas (siguiendo así la tendencia del mercado) así como ST, en este caso por la escasa acogida que ha tenido en la generación saliente, aunque también tiene que ver el modelo crossover que llegará basado en el Ibiza y que bien podría cubrir esa posición.

La oferta de motores inicial (todos ellos sobrealimentados) consta de dos motores gasolina (1.0 TSI de 95 y 115 CV) además de tres diésel, todos ellos derivados del bloque 1.6 TDI con potencias de 80, 95 y 115 CV. La gama posteriormente se ampliará con la llegada de más motores, como un 1.5 TSi de 150 CV de cuatro cilindros. En función del motor, podremos optar por caja de cambios manual de cinco o seis velocidades, así como una DSG de doble embrague y siete relaciones.

No faltará tampoco un equipamiento que comprende de elementos cada vez más habituales como son los faros Full LED, conectividad Apple Car Play, Android Auto y Mirror Link, equipo de sonido Beatsaudio con siete altavoces y un amplificador de 300 Watios, pantalla táctil de hasta 8 pulgadas, iluminación interior en LED, entre otros. Todo ello, dependerá del acabado y los elementos opcionales.

Si te interesa esta noticia...