El Skoda Octavia más downsizing que nunca: Ahora con el 1.0 TSI

0

Skoda ha iniciado la comercialización del Octavia con el motor gasolina 1.0 TSI con una potencia de 115 CV, un motor de tres cilindros que llega para ocupar el trono del motor de acceso a la gama gasolina del modelo, reemplazando de esta forma al 1.2 TSI de cuatro cilindros actual de 110 CV, prometiendo unos consumos muy ajustados sin renunciar a unas prestaciones aceptables.

Este motor podrá ir asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades que vendrá como parte de la dotación de serie o en su defecto una caja de cambios de doble embrague DSG de siete relaciones en opción.

Si nos decantamos por la caja manual, el 0-100 km/h se realiza en 9,9 segundos y su velocidad máxima es de 202 km/h con un consumo medio homologado de 5,4l/100 km con unas emisiones de 104 g/km. Con la caja de doble embrague, contrariamente a lo que viene siendo habitual, empeoraremos ligerísimamente sus prestaciones, necesitando de 10 segundos para alcanzar los 100 km/h y situando sus emisiones en los 106 g/km.

El Skoda Octavia más downsizing que nunca: Ahora con el 1.0 TSI 2

La disponibilidad del mismo se extiende a las carrocerías sedán y familiar (a la que Skoda denomina Combi), y en el caso de esta última carrocería, empeoraremos el 0-100 km/h en 0,2 segundos en la caja de doble embrague y 0,1 segundos en la caja manual debido al peso extra.

Aquellos clientes que lo deseen, podrán optar a un paquete aerodinámico que mejoran la eficiencia con unos neumáticos de baja resistencia a la rodadura, alerón en el techo y entradas de aire activas.

 

Si te interesa esta noticia...