Motor, competición y nuevos lanzamientos

Switzer BMW M5 F10

1

En un primer momento y echándole un rápido vistazo, parece que estamos ante un BMW M5 modelo americano sin cambios visibles, pero lo cierto es que debajo de una apariencia casi de serie, se esconde un verdadero Stage I de potencia por parte del preparador Switzer.

El preparador norteamericano aparta por un momento su musa favorita (el Nissan GT-R) para centrarse en la berlina alemana. El resultado es un paquete de mejoras más bien escasas, pero tremendamente efectivas. Una demostración de que con muy poco, se puede hacer mucho.

A priori, las principales diferencias con un M5 stock recaen sobre todo, en la parte trasera. Un difusor trasero más prominente y modificado hace acto de presencia, englobando las nuevas salidas de escape que presentan por una línea totalmente nueva. De escasa retención y con una mayor capacidad de flujo que la versión de serie, este escape en conjunto con un kit de admisión y unas mejoras en la electrónica, consiguen que el M5 de Switzer otorgue una potencia final de 700 caballos. Recordamos que la potencia estándar del M5 F10, es de 560 caballos… de por sí, una cifra realmente buena.

Esta preparación pone sobre la mesa la tremenda versatilidad con la que cuenta el V8 Twin Turbo de BMW. En esta ocasión y con 4.4 litros de cilindrada, Switzer Performance no se ha despeinado lo más mínimo para conseguir tal potencia, y la berlina alemán menos aún.

Vía: Switzer Performance

Relacionado