Motor, competición y nuevos lanzamientos

El nuevo Toyota Prius retrasa su lanzamiento 6 meses

0

Las previsiones iniciales de Toyota pasaban por arrancar la producción de la cuarta generación de uno de los modelos híbridos más exitosos en todo el mundo, el Prius, eran de hacerlo a mediados del próximo año 2015. Pero ahora, según Automotive News, su producción se habría retrasado hasta Diciembre de 2015. Es decir, que hasta bien entrado el año 2016 no estará disponible en los principales mercados.

El nuevo Prius, que empleará la nueva plataforma de Toyota denominada Toyota’s New Global Architecture (TNGA), le permitirá a la firma nipona aumentar la calidad y reducir los costes de producción, al ser compartida -junto con otros muchos elementos- por más modelos de la marca y permitir una mejor amortización de la misma.

¿Cuál es el motivo del retraso?

Seguir marcando el camino de los híbridos en los tiempos que corren, donde cada vez más fabricantes apuestan por esta tecnología de forma más contundente, no es un escenario tan fácil como pudiera ser para Toyota en las dos primeras generaciones del modelo donde el campo de batalla era completamente diferente y donde los rivales con tecnología similar brillaban por su ausencia.

https://www.motoradictos.com/images/2014/05/prueba-toyota-prius-plug-in-hybrid-equipamiento-comportamiento-conclusion-03.jpg

Es por ello, que el nuevo Prius debe suponer un puño encima de la mesa para continuar siendo uno de los referentes. La tecnología híbrida es a día de hoy uno de los bastiones de batalla de Toyota, y por ello quieren perfeccionar la máxima generación para por una parte minimizar el riesgo de llamadas a revisión millonarias, y por otra, establecer una clara distancia en términos de eficiencia respecto al modelo actual que reemplazará. Y es, precisamente, este último aspecto, en el que más se están centrando, puesto que las cifras que estimaban alcanzar de momento no las han logrado.

Según Toyota, el nuevo sistema híbrido del Prius que sucederá al actual será más eficiente, más ligero y más pequeño. Esperan, que la reducción en términos de consumo de combustible respecto al actual se sitúe en torno al 10%, algo a lo que ayudan aparte del nuevo sistema híbrido, la reducción del centro de gravedad y un 20% menos de peso en el conjunto. Por otra parte, esperan lograr en el propulsor de combustión interna una mejora en la eficiencia térmica que pase del 38.5% actual de la tercera generación hasta el 40% en la nueva generación.

 

Relacionado