Toyota también podría abandonar Reino Unido en caso de Brexit duro

0

A los recientes anuncios de Nissan para no producir el X-Trail en Reino Unido y el cierre de la planta de Swindon de Honda, además de amenazas para marcharse también por parte de Ford, ahora le ha tocado el turno a Toyota, que emplea a más de 3.000 personas en las dos plantas que posee en suelo británico, una fábrica de motores en Deeside en Gales y otra de vehículos en Burnaston. A través del CEO de la división europea de Toyota (Johan van Zyl), hemos podido saber la intención de cesar allí su producción para el año 2023 en caso de que haya una salida de la Unión Europea sin acuerdo.

Viendo la tenacidad mostrada por Honda al anunciar su salida, no creemos que en este caso sea una falsa alarma, aún pese a los 240 millones de libras invertidos en 2016 para poder adecuar la planta a fin de poder fabricar la nueva versión del Corolla en Reino Unido además de actualizar su plataforma, de los que actualmente produce 180.000 unidades en la factoría de Burnaston. Es por ello que si logran un acuerdo con la UE en las que ellos no salgan tan perjudicados, no tomarán esa fatal decisión.

¿Por qué 2023 y no antes? Precisamente porque es cuando acaba el ciclo de vida del actual Corolla y comenzaría el aterrizaje de la nueva generación. De esta forma les permitiría amortizar la inversión hecha previamente, pero la nueva poder hacerla en un entorno menos hostil de cara hacer converger su industria con la Unión Europea. No parece en cualquier caso del todo claro que aún habiendo un Brexit duro abandonen por completo su producción allí, ya que estarían estudiando también otras opciones como la reducción de la producción o inversión.

Por el momento, las conversaciones entre negociadores británicos y europeos sigue estancada, algo que nos lleva a pensar el alto riesgo de que los diputados britáincos rechacen de nuevo un acuerdo con la UE puesto que queda menos de un mes para la fecha oficial del Brexit.

Si te interesa esta noticia...