Un error de código obliga a achatarrar a casi 300 Subaru. ¿Por qué no tiene arreglo?

1

Con cierta frecuencia leerás el cambio social e industrial al que nos enfrentaremos durante las próximas décadas fruto de la automatización de muchos procesos actuales, y por ende, la consiguiente pérdida de puestos de trabajo que muchos vaticinan.

Sin embargo, la industria del automóvil ha sido desde hace muchos años una de las pioneras en lo que se refiere a la automatización en sus procesos de producción, y pese a todo, podemos observar cómo siguen necesitando aún con los avances de día de hoy a mucha mano de obra humana.

Y al margen de esto último, la automatización total no ha demostrado ser en ningún caso más eficiente que el mix actual, y para ello, podemos fijarnos en casos como el de Tesla, donde el propio Elon Musk ha afirmado que los problemas de producción del Model 3 se deben a la excesiva automatización y a la infravaloración que hacemos de los humanos en dichos procesos.

Un error de código obliga a achatarrar a casi 300 Subaru. ¿Por qué no tiene arreglo?

La ingeniería que tiene el proceso de fabricación de un coche es realmente sorprendente y compleja, pero fruto de esa complejidad, hace que el más mínimo fallo ya sea de código o de otra índole, pueda provocar pérdidas millonarias a la marca. Esto es justamente lo que le ha pasado a Subaru, que se ha visto obligada a destruir 293 SUV Ascent 2019 fabricados entre el 13 y 19 de Julio debido a un error de código. ¿Un error de código? Fácil, eso se debería solucionar con una actualización, ¿verdad? no en este caso, ya que afecta a uno de los robots de la cadena que gestaron su ensamblaje. Y este tipo de problemáticas con una cada vez mayor dependencia de los sistemas de información serán cada vez más habituales.

¿Tampoco se puede corregir el fallo que ocasionaron a posteriori? No. Porque el problema es bastante grave, ya que no aplicaron los puntos de soldadura necesarios en el pilar B (ese mismo que se encuentra entre las puertas delanteras y traseras). Dando como resultado además de una pérdida de rigidez considerable, que el vehículo sea muy peligroso en caso de accidente.

Afortunadamente para Subaru, sólo 9 unidades de los 293 producidos con el problema se han comercializado, y ya han sido retirados por la marca, ofreciendo un modelo sin dicho fallo a los propietarios afectados. Lo más curioso es que el problema lo detectaron en una auditoría interna, pero… ¿te imaginas que por alguna razón hubiesen estado años así sin detectar el problema? además de los cientos de miles o millones de vehículos que tendrían que retirar del mercado, también resultaría en según qué casos muy difícil establecer una relación entre causas de siniestros y el problema en cuestión.

 

Si te interesa esta noticia...
1 comentario
  1. Cat Man dice

    ¿Los propietarios de estos coches pueden quedarse con las piezas como ruedas llantas ,motor etc como recambios para cuando les den el modelo nuevo?

Update CMP