Vídeo: ¿Cómo se fabrica el Porsche 911 Turbo S Exclusive Series?

0

El proceso de fabricación de cualquier coche suele ser toda una oda a la ingeniería por todos los procesos y automatización en los que se ve envueltos. Pero cuando hablamos de un deportivo muy especial como la serie de 500 unidades del 911 Turbo S Exclusive Series, que es el 911 Turbo S más potente a la fecha jamás comercializado hasta la fecha (recordemos que cuenta con 607 CV y 750 Nm de par con los que realiza el 0-100 km/h en 2,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 330 km/h), todavía es más interesante de ver si cabe.

¿Razones? Esta serie llevada a cabo por el departamento de personalización de la firma ‘Porsche Exclusive Manufaktur’ cuenta con numerosas peculiaridades en su proceso de fabricación, empezando por sus llantas, donde a priori, su perfil dorado no puede gustarnos mucho (por aquello de recordarnos un poco el ‘tuning de barrio’), ahora bien, cuando en su proceso de fabricación descubres cómo se consigue dicho borde dorado, es entonces cuando cambias de opinión: primero se pintan de color negro, posteriormente se secan cuatro días y finalmente en una cámara especial un láser es el que elimina la pintura negra del contorno, logrando así ese contraste.

Algo parecido sucede por ejemplo con la tapicería de los asientos, donde como podemos observar, cuenta con dos franjas en el respaldo de los asientos, que yacen de pequeñas perforaciones en el cuero que permiten ver el color dorado que se encuentra debajo, dando como resultado el que ves en el vídeo.

Todo ello, a juego con numerosos elementos de la carrocería en fibra de carbono, cuyo acabado final ha sido meticulosamente cuidado para lograr una terminación perfecta.

Relacionado