Vídeo: ¿Qué pasa cuando chocan frontalmente un Ford Fiesta de 1998 y otro de 2016?

0

20 años son un mundo en el automóvil, pero en especial, en el ámbito de la seguridad. Pese a que hace 20 años ya era relativamente común ver airbags o ABS. La seguridad pasiva en lo que respecta a chasis y zonas de deformación dejaba mucho más que desear y es algo que nos pretende poner de manifiesto Euro NCAP con su 20 aniversario realizando pruebas de impacto entre vehículos.

Gracias a dicho organismo, se ha permitido lograr reducir los accidentes mortales de la UE de los 45.000 anuales de media a mediados de los 90 a los 25.000 actuales, sirviendo también como ejemplo para otros países que han decidido montar organismo similares, como Brasil, China, India o incluso Malasia, en pos de mejorar la seguridad de los vehículos de su mercado.

Durante los próximos 20 años, la seguridad del automóvil mejorará de manera considerable gracias a los sistemas electrónicos de asistencia a la conducción, que cada vez toman mayor control y protagonismo de la conducción, y los cuáles también está comenzando a evaluar dicho organismo.

Los elegidos han sido un Ford Fiesta de 1998 y otro de 2016 (la generación anterior al actual que se comercializa). Ambos han sido sometidos a un choque frontal de 64 km/h, que es la misma a la que se somete cualquier otro vehículo actual en dichas pruebas de impacto.

Como se puede observar en el vídeo, mientras que el Ford Fiesta más veterano sufre un colapso en el pilar A, además de desplazar el salpicadero contra los ocupantes delanteros (y quedando muy mal parado el dummy, al ocasionarle graves lesiones y dañando órganos vitales).

La historia cambia bastante en el Ford Fiesta moderno, donde el habitáculo se mantiene prácticamente intacto, logrando un elevado grado de protección a conductor y ocupantes, ya que las zonas de deformación programada han permitido absorber la energía del impacto.

Si te interesa esta noticia...