Motor, competición y nuevos lanzamientos

Volkswagen Golf VII, ya es oficial

0

Volkswagen ya ha publicado en la red de forma oficial todos los datos e imágenes de la séptima generación de su compacto estrella, el Golf. Tras las filtraciones de esta tarde, más o menos ya has podido ir asimilando su diseño interior y exterior, pero va siendo hora de pasar a desgranar los detalles y novedades que nos aporta este relevo generacional en profundidad.

La nueva generación del Golf mide 4,25 metros de longitud -es decir, 56mm más largo que el actual, nada nuevo bajo el sol-. Por su parte, la batalla se sitúa 2,64 metros, lo que supone un crecimiento de 59 mm respecto a la sexta generación, mientras que la altura es de 1,45 metros (28 mm inferior). Gracias a los cambios de diseño en el techo (especialmente en la caída posterior), junto con la reducción de altura, Volkswagen afirma haber mejorado su aerodinámica en un 10% hasta situarse en 0,27 Cx, y esto acaba repercurtiendo en una ligera mejora de prestaciones y consumos.

Walter de Silva ha sido uno de los cabezas visibles del diseño, y como ya comentamos, se ha optado por un diseño especialmente conservador, en el que se continúan manteniendo muy presentes las formas de la sexta generación. Si un producto funciona estupendamente bien en lo que a venta se refiere con la misma estrategia durante años, ¿para qué cambiar?

Como es obvio, el aumento de tamaño se palpa en el habitáculo, con un maletero que gana 30 litros de capacidad hasta lograr los 380 litros, con una boca de carga además más ancha y 10 centímetros más baja, que permitirá la entrada de objetos al maletero. Si queremos, podemos optar por abatir los asientos traseros (60/40), permitiéndonos así contar con un espacio de carga de 1,56 metros ampliables hasta los 2,41 metros si abatimos el asiento del copiloto que también es abatible. Cabe decir que pese a todo esto, el nuevo Golf no aumenta su peso en báscula, que se reduce considerablemente 100 kg.

Habitáculo y equipamiento

Sin salirnos del habitáculo, no le faltan cualidades tanto a nivel de acabado como de dotación. A nivel de dotación, por ejemplo, podremos elegir entre diversas pantallas táctiles de entre cinco y ocho pulgadas para presidir la consola central, que podremos dotarlas de más o menos funcionalidades, pudiendo contar con hasta 64 GB de disco duro, acceso a internet, control por voz, cargador de DVD con posibilidad de ver películas por debajo de 6 km/h.

Otros elementos de equipamiento destacables son un sistema de detección de fatiga del conductor, cámara de visión trasera con vista de 360º, control de crucero adaptativo, asistente de mantenimiento de carril, freno de mano eléctrico, dirección con desmultiplicación variable, cambio automático de luces largas a cortas, sistema de frenada automática en caso de colisión (que en caso de contar con cambio automático, podrá detener por completo el vehículo y reiniciar la marcha del mismo automáticamente).

Propulsores

Si en las anteriores generaciones el Golf siempre había destacado por su gran oferta mecánica, en esta ocasión no va a ser menos, contando incluso con una gama aún más completa si cabe. Y es que, además de las mecánicas tradicionales de gasolina y diésel, también habrá variantes del golf híbridas enchufables, eléctricas y a gas natural. La gama inicial (todos con sistema Stop&Start) estará formada por un gasolina 1.2 TSI de 85 CV con un consumo medio homologado de 4,9l/100 km y un 1.4 TSI de 150 CV con el que homologa un consumo medio de 4,8l/100 km gracias al sistema de desconexión de cilindros. Por su parte, la gama inicial diésel la forman el 1.6 TDI CR con un consumo medio homologado de 3,8l/100 km y el 2.0 TDI CR diésel de 150 CV con un consumo medio homoloagdo de 4,1l/100 km. Habrá también una versión Bluemotion sobre el 1.6 TDI CR con un consumo medio de 3,2l/100 km.

Tras su presentación al público en el Salón de París en Septiembre, su comercialización arrancará poco después, en Octubre.

Volkswagen Golf VII

Si te interesa esta noticia...