Motor, competición y nuevos lanzamientos

Volkswagen Polo 2017: El Polo aumenta de tamaño y recorta distancias con el Golf. ¿Qué novedades trae?

0

Tal y como estaba previsto, Volkswagen ha presentado hoy la nueva generación del Polo en un evento realizado en Berlín. Esta sexta generación del Polo supone un acercamiento en muchos aspectos al Golf, empezando por su tamaño, y que como es habitual, pretende ser uno de los referentes de su segmento. A continuación te vamos a desgranar todas las novedades que se han incorporado en esta sexta generación.

Nueva plataforma y mayor tamaño

Derivada de la plataforma modular MQB, el Polo hace uso de la plataforma MQB A0, que ya fue estrenada en el Ibiza. Con el objetivo de ofrecer un habitáculo más espacioso y una capacidad de carga superior, el Polo crece nada menos que 8 centímetros hasta los 4,05 metros, además de ser también más ancho (7 centímetros, hasta situarse en los 1,75 metros) y su batalla también se ve considerablemente incrementada con 9 centímetros adicionales (2,56 m), todo ello reduciendo ligeramente la altura en 1 centímetro, quedándose en 1,45 metros.

A continuación, una tabla comparativa donde podemos ver las diferencias con su anterior generación:

Datos en mm

Polo VI (2017)

Polo V (2009)

Longitud

4.053

3.972

Anchura (sin retrovisores)

1.751

1.682

Altura

1.446

1.453

Batalla

2.564

2.470

Ancho de rodadura delante

1.525

1.463

Ancho de rodadura detrás

1.505

1.456

Espacio libre para la cabeza en asientos delanteros

1.019

1.004

Espacio libre para la cabeza en asientos traseros

964

943

Capacidad del maletero

351

280

Motores: el diésel pierde protagonismo, los gasolina ganan fuerza

El desvanecimiento comercial que están sufriendo los motores diésel, unido a que los fabricantes cada vez le resulta menos rentable producir motores diésel para este segmento se está materializando en una escasez cada vez más palpable de motorizaciones diésel en favor de las de gasolina.

Las únicas opciones diésel que tendremos serán bajo el bloque 1.6 TDI con potencias de 80 y 95 CV y su disponibilidad no comenzará cuando arranque su comercialización, sino algo después.

Por su parte, la gama de motores gasolina arrancará con el 1.0 MPI de 65 CV -una potencia bastante escasa, a nuestro juicio- y 75 CV, al que le acompañará el bloque 1.0 TSI con potencias de 95 y 115 CV además del 2.0 TSI reservado para el Polo GTI -del que te hablaremos en otro artículo- y que reemplaza al 1.8 TSI de 192 CV (sí, crece de cilindrada). Como novedad, llega el bloque 1.0 TGI de 90 CV capaz de funcionar con gas natural.

En función del motor, la caja de cambios será manual de cinco o seis velocidades, y en opción y sólo para las opciones más potentes de los TSI y TDI, también habrá disponible en opción la caja DSG de doble embrague y siete velocidades.

Soplo de aire fresco para su interior

Su interior ha cambiado por completo en esta generación,  donde se apuesta hacia un espacio más envolvente hacia los ocupantes. También, su aspecto aúna, como si de un único módulo se tratase, el sistema de infoentretenimiento, instrumentación y salida de aire en el caso del conductor. Las rejillas de ventilación centrales se encuentran justo bajo de la pantalla multimedia, mientras que los controles de dicho sistema los encontramos justo debajo. En pos de la creciente digitalización, se han suprimido numerosos botones físicos que ahora quedan relegados al sistema digital.

El acercamiento hacia el Golf del que hablábamos no entiende únicamente de tamaño o diseño, también en equipamiento, donde ahora podremos contar de manera opcional con la instrumentación digital ‘Digital Cockpit’. Las posibilidades de personalización además serán muy altas, gracias a sus 14 colores exteriores, 12 llantas diferentes, 13 paneles decorativos para el salpicadero, dos tapicerías diferentes y once cubiertas diferentes para los asientos.

Más tecnología que nunca

En cualquier caso, el Digital Cockpit no es la única novedad. Podrá contar también con asistente de aparcamiento Park Assist, Android Auto, Apple CarPlay, Android Auto, MirrorLink, carga inalámbrica de dispositivos móviles, avisador de ángulo muerto, conexión a internet, ópticas full LED, amortiguadores adaptativos (chasis Sport Select), control de crucero inteligente ACC (el vehículo acelera y frena automáticamente)… y como comprobarás tras ver algunos de los elementos, son en algunos casos tecnologías inéditas en el segmento, de ahí que busque ser precisamente el referente del mismo.

¿Cuándo estará disponible y a qué precio?

Las reservas deberían comenzar a aceptarse a finales de año, si bien, las primeras unidades no llegarán a los concesionarios hasta Enero de 2018. Los precios en Alemania arrancarán sobre los 13.000 euros.

Volkswagen Polo 2017

Si te interesa esta noticia...