Volkswagen XL Sport: 200 CV a 11.000 RPM, y 270 km/h de velocidad máxima

0

Desde hace casi un año, teníamos constancia de los rumores acerca de una versión más radical de la variante más radical del XL1 que preparaba Volkswagen, y finalmente, se ha llevado a cabo bajo el nombre de XL Sport. El resultado, por las cifras que arroja, no puede ser más atractivo. Vamos a conocerlo más en profundidad.

A diferencia del XL1, cuya producción está limitada a 250 unidades, el XL Sport saldrá con una tirada de 500 unidades. Su estética, manteniendo la misma esencia, se le ha dado una vuelta de tuerca añadiendo una serie de elementos para enfatizar su aspecto racing, con nuevas entradas de aire, altura rebajada e incluso un aumento de las dimensiones considerable (por ejemplo, la longitud es de 4.291 mm, mientras que el XL1 mide 3.888 mm).

Motor de moto

Si ya de por sí, el XL1 resulta un coche tremendamente innovador y descabellado (por todas las soluciones tan poco prácticas o estéticas a las que recurre buscando un objetivo común: la eficiencia), en este caso, para construir la variante radical, se ha querido también seguir haciendo de él un coche de configuración muy especial. Por ello, han optado por la instalación de un motor de moto.

Concretamente, el que monta la Ducati 1199 Superleggera, que es un V2 de 1.2 litros con una potencia de 200 CV y un régimen máximo de giro de 11.000 vueltas. Este motor además es aún más peculiar por tratarse del bicilíndrico más potente del mundo en la actualidad. Va asociado a una caja de cambios DSG de doble embrague y siete velocidades, moviendo el eje trasero.

Un peso contenido y unas prestaciones de infarto

Al igual que ocurre en el XL1, se continúan recurriendo a numerosas aleaciones ligeras y otros materiales para recortar cada gramo. Para empezar, la carrocería y el chasis monocasco están realizados en plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP), se emplea el magnesio en algunos componentes del motor y llantas de aleación (un ahorro de 23,9 kg respecto al uso de aluminio) o puertas realizadas en plástico. ¿Resultado? 890 kg.

Su elaborada aerodinámica con un coeficiente aerodinámico de 0,258 Cd gracias entre otras cosas a contar con bajos carenados, alerón trasero retráctil además de trampillas dinámicas en las entradas de aire que se abren o cierran en función de la demanda que necesite el motor.

Para mejorar su eficacia con el asfalto, recibe también unas llantas de 18 pulgadas con neumáticos 205/40 en el eje delantero, mientras que detrás recibe también unas llantas del mismo diámetro en 265/35.

Volkswagen XL Sport

 

Si te interesa esta noticia...