Volvo quiere reducir su oferta de berlinas y familiares para centrarse en los SUVs

0

Si hace escasos días pudimos asistir a uno de los anuncios más importantes llevados a cabo por Volvo durante las últimas décadas como es que a partir de 2030 sólo fabricarán vehículos 100% eléctricos, este anuncio de hoy tampoco te pasará inadvertido.

Actualmente, el 75% de ventas de la firma corresponden a SUVs, una tendencia que no parece que vaya a cambiar a corto y medio plazo. Por tanto, Volvo está adecuando su estrategia en base a lo que demandan sus clientes: los días de las carrocerías tradicionales como los sedanes o familiares lamentablemente son cada vez más un vestigio del pasado.

Håkan Samuelsson, director ejecutivo de Volvo Cars ha tenido recientemente una entrevista en Autocar en el que ha confesado que la firma tiene demasiados sedanes y familiares, como los V60 o V90, incluyendo las versiones Cross Country de los mismos. Es por ello que quiere reducir esa oferta en los próximos años y centrarse en modelos de mayor demanda. En cualquier caso, no implica la extinción de los mismos de su catálogo, pero no contarán con la misma variedad con la que cuentan ahora en ese sentido.

En esta estrategia de electrificación, para Volvo continúan siendo interesantes los modelos familiares por sus capacidades interiores unido a que son más bajos que los SUVs y por tanto, cuentan con menos resistencia al aire, dando como resultado una mejor aerodinámica y por ende, autonomía.

Recientemente han lanzado el C40 Recharge y los planes pasan por lanzar un SUV por debajo de la serie 40, que podría adoptar el nombre de XC20 o C20. También, la nueva generación del XC90 contará con una versión 100% eléctrica e incluso comenzamos a escuchar algunos rumores referentes al XC100 como rival del BMW X7.

También podría gustarte