Motor, competición y nuevos lanzamientos

Ya es oficial: Mercedes vuelve a los seis cilindros en línea, ¿qué pasará con los motores V6?

0

Desde hace al menos dos años atrás, ya se venía rumoreando que el enclave en el que se encontraba BMW como una de las tres premium apostando en solitario por los motores de seis cilindros en línea no duraría mucho. Y que la marca del trío que volvería sería una que ya tenía reconocida experiencia fabricando motores de seis cilindros en línea en su pasado, pese a que hace algunos años hubiera apostado decididamente por los V6 (concretamente, dejó de emplearlos en la primera generación del Clase C, el Clase E W210 y el Clase S W220.

Quien ha conducido un motor de seis cilindros en línea, ya sea atmosférico o sobrealimentado, es buen conocedor de sus virtudes frente al V6: menos vibraciones, más refinamiento, mayor fiabilidad así como una respuesta más contundente a bajas vueltas. A cambio, un V6 precisa de menos espacio longitudinal en el vano motor, logrando de esta manera que el espacio en el habitáculo también esté mucho mejor aprovechado.

16c968_01_d329350

Mercedes ha presentado ahora la renovación de su gama de motores, y además de encontrar el 2.0 litros turbo que hará las funciones de motor de acceso a la gama tanto en diésel (con denominación OM 654, ya disponible) como en gasolina (M 264). El gasolina cuenta con un sistema eléctrico de 48V para alimentar el alternador y motor de arranque, bomba de agua eléctrica y turbocompresores twin-scroll, contando además con conducción a vela y recuperación de energía en frenada.

16c968_04_d329353

Los motores de seis cilindros en línea, por su parte, serán también gasolina y diésel con tres litros de cilindrada. Los motores gasolina (M 256) están concebidos para su hibridación en un futuro, y de momento ya cuentan con parte de la senda hecha: el sistema mid-hybrid permite que el alternador haga las funciones de motor de arranque y además sirva como sustento al motor principal. También cuenta con un turbocompresor eléctrico capaz de girar a 70.000 revoluciones para mitigar el lag en la respuesta del motor. En el caso del diésel de seis cilindros en línea OM 656, está fabricado con el bloque en aluminio, pistones en acero y paredes de cilindros recubiertas de tecnología Nanoslide.

Finalmente, el V8 recibe el código M176 y promete ser uno de los V8 más eficientes del mundo, contando además con el sistema Camtronic de desconexión de cilindros que desconecta una bancada -tal y como sucede ya con otras marcas que disponen de tecnologías similares-, estando movido por dos turbocompresores, filtro antipartículas e inyección directa. Tendrá 476 CV y será un 10% más eficiente.

Relacionado