La Guardia Civil recupera 342 vehículos robados en España y matriculados ilegalmente en 17 países

0

La Guardia Civil ha estado trabajando conjuntamente durante más de dos años con la policía austriaca (BKA), la de Polonia, la Gendarmería Real de Marruecos así como las policías alemanas de Baden-Württemberg y Frankfurt para la desarticulación de varias bandas dedicadas al robo de vehículos y de la que han conseguido recuperar 342 vehículos sustraídos en España y que habían sido matriculados de forma ilegal en 17 países.

Todo comenzó cuando en 2016 se impulsó una investigación para tratar de esclarecer dónde habían acabado alrededor de 70.000 vehículos robados en España, y se pudo constatar que Marruecos era el país que más vehículos tenía matriculados en su territorio del total de vehículos detectados: en concreto, 121. Le sigue Alemania con 60 detenidos, 50 Francia y otros 17 países con cifras más marginales.

De las personas investigadas, algunas ya habían sido detenidas por hechos similares en el año 2012, algo que ha permitido facilitar las labores de investigación por el hecho de poder seguir esa línea de investigación. Precisamente fue este hecho el que les hizo mover parte de su actividad a otros países como Alemania y Polonia.

La Guardia Civil recupera 342 vehículos robados en España y matriculados ilegalmente en 17 países

En Polonia era donde falsificaban los contratos de compraventa y documentación de los vehículos, gracias a unas impresoras específicas capaces de replicar copias prácticamente idénticas a las originales, y tras la falsificación de la documentación, los vehículos recibían un reportaje fotográfico para ser puestos a la venta en mercados como Alemania y Polonia.

Una de las organizaciones se dedicaba a la sustracción de vehículos de alta gama de empresas de alquiler, alquilándolos durante algunos días en España y posteriormente lo transportaban por carretera hasta Alemania donde falsificaban los contratos de compraventa y lo rematriculaban allí. Al no estar denunciado por sustracción, no figuraba en las bases de datos como un vehículo robado, permitiendo así el registro en el país de destino con documentación legal. Y era sobre la matrícula española del vehículo robado sobre la que se interponía la denuncia pertinente al no devolver el vehículo arrendado.

Los robos en Marruecos seguían en otra dinámica, consistente en un robo de todoterrenos de un modelo concreto en nuestro país, falsificando posteriormente su documentación y transportándolo vía terrestre hasta los puertos de Algeciras o Tarifa y finalmente alcanzando Marruecos.

Update CMP