Motor, competición y nuevos lanzamientos

Accidente insólito

0

Probablemente, viendo la imagen de arriba pienses que todo se trate de un montaje fotográfico o de alguna escena de película. Nada más lejos de la realidad, se trata de la realidad pura y dura. Todo ocurrió recientemente en un parking de Tulsa, EEUU.

Todo ocurrió con un señor de 67 años, que se encontraba en un parking de un edificio dicha localidad cuando pisó sin querer a fondo el pedal del acelerador y dejó el coche en la posición que ves. Lo sorprendente del asunto es que a pesar de haber atrevsado la pared, la zaga del coche a penas tiene daños a simple vista. Sin embargo, los coches de los aparcamientos de la calle no corrieron tanta suerte al caerles los cascotes del edificio.

Como ves, el hombre tuvo mucha suerte de haber podido presionar el freno a su debido tiempo, ya que si hubiera seguido acelerando un poco más probablemente no hubiera corrido tanta suerte ni él ni su coche.

Vía: Carscoop

Si te interesa esta noticia...