Motor, competición y nuevos lanzamientos

Ahora sí: recreación real del Ferrari F450

4

Ya podemos decir, sin lugar a dudas, que las cartas están en su mayoría sobre la mesa. Hace sólo unas horas que hemos visto en exclusiva la primera foto espía del Ferrari F450 tal y como es, sin la carrocería del F430. Desde luego, hemos dado un paso muy significativo.

Como ya has visto antes, las líneas son mucho más exóticas, más tipo McLraen F1 y mucho menos rígidas. Es bastante atrevido, y cambia muchísimo respecto al actual. En claro, podemos decir que es mucho más que una nueva generación, podemos decir incluso que es un modelo totalmente nuevo en el mercado.

Este nuevo deportivo de alto nivel tendrá 500 caballos o más -de ahí su nombre-, y la estética será muy similar a la que tenéis en pantalla. El frontal no está del todo claro, pero la línea lateral se asemeja muchísimo a la cazada en las fotos espía.

Vía: Auto Express

Si te interesa esta noticia...
  • Aram

    Wow…La verdad es que me gusto mucho, para mi guto tendria que vajarce un poco mas la cabina, pero la verdad es que esta muy bueno, como siempre, Ferrari siempre nos sorprende con sus autasos de lujo.

  • IGC

    Me parece horrible!!
    Lamborghini le está tomando la delantera a Ferrari no solo en cuanto a ventas sino también en cuanto a diseños. No cambiaría un Lambo Reventón por un coche tan mal proporcionado y con unos faros delanteros tan horribles ni drogado.

  • alb

    Seguramente cambie bastante respecto a este boceto, no esta mal para lo poco que se veia en la otra foto… Yo espero algo bastante mejor

  • Altamirano

    Realmente no tienen los elementos para decir que este será el nuevo modelo. Además, los faros están horrorosos; seguramente Ferrari no nos haría algo así. Me parece interesante que la parte lateral recuerde al Enzo y también parece lógico. Se dice que tendrá un motor de 520hp y KERS para patearnos hasta 600hp por ocho segundos, como los F1. Ojalá juntemos el dinero para comprar uno de estos, aunque sea en el 2015, ya seminuevo. Se vale soñar !