Alfa Romeo no está interesada en montar grandes pantallas en sus interiores… al menos de momento

0

Ya lo vimos hace no tantos años: el grueso de fabricantes apostaron por prescindir de botones físicos (por aquel entonces, cuantos más mejor) y en su lugar, apostaron por centralizar esas funciones en una pantalla táctil. Sólo algunos fabricantes se resistieron de manera temporal, pero al final acabaron sucumbiendo, ya sea en sus respectivos lavados de cara o en nuevas generaciones de sus modelos.

Y en esta ocasión, en una época donde la tendencia es claramente a contar con pantallas cada vez más grandes y menos botones, Alfa Romeo se ha rebelado y a través del CEO de la firma, Jean-Philippe Imparato, ha anunciado que su interés es seguir enfocándose al conductor. ¿Qué quiere decir eso? En palabras textuales: «ellos venden Alfa Romeo, no un iPad con un coche alrededor de él». Justifica su decisión en que Alfa Romeo es una marca más especial que el resto, al contar con una posición de nicho frente a otros grandes fabricantes, y consideran que el conductor no busca tener más pantallas ni de mayor tamaño.

Alfa Romeo tiene en su hoja de ruta ser una firma 100% eléctrica para el año 2027, algo que resulta más fácil respecto a otros fabricantes al contar con una gama más reducida. Y pese a este detalle y la aparentemente pérdida de feedback que puede brindar un motor de combustión, Imparato quiere enfocarse en que sus coches logren transmitir emociones. ¿Cómo? Eso es todavía una incógnita, pues el marco regulatorio también pone ciertos límites a ello, así que estaremos expectantes.

¿Es una buena o una mala noticia? En nuestra opinión, muy positiva. Que haya fabricantes que todavía, aún pese a los cambios a los que se van a forzar a someterse, quieran seguir haciendo coches de nicho y no enfocados al público general es un claro indicador de que todavía hay esperanza.

También podría gustarte