Motor, competición y nuevos lanzamientos

Arranca la producción del Jaguar XE

0

Jaguar anuncia durante esta semana el arranque de la producción del Jaguar con más perspectivas de ventas que la marca británica ha tenido durante las últimas décadas. Y es que el XE es el primer Jaguar con plataforma modular de aluminio que apunta directamente al mercado más premium europeo. Buscando captar las ventas del segmento D, el Jaguar XE arranca su vida útil en Solihull, Reino Unido.

A estas alturas hemos visto el Jaguar XE desde todos los ángulos y con todo lujo de detalles. Es mucho más que un lejano sucesor del F-Type, y desde luego es el resultado de haber asentado unas bases extraordinarias con el XF, que también lo hemos conocido hace muy poco ya en guisa de segunda generación. El XE comenzará a llegar a los principales países europeos dentro de muy poco, incluyendo España. ¿Qué esperamos realmente de este sedán británico? 

Un chasis contundente

Arranca la producción del Jaguar XE 2

La plataforma es modular de aluminio y se bautizó en la marca británica como iQ[Al]. Está compuesta principalmente por aluminio y aluminio reforzado y con este chasis, Jaguar apuesta por un cuatro puertas de enorme robustez que aporta en conjunto y en la versión del XE de acceso, un peso neto de 1.474 kilos. El XE desde luego no es el único modelo que porta esta plataforma ya que de aquí en adelante será el pilar básico de Jaguar en toda la marca, y también en algunos modelos de Land Rover.

Motores Ingenium

El XE es el primer Jaguar en montar la gama de motorizaciones Ingenium que la firma británica ha desarrollado como base para el resto de modelos. El Jaguar XE está compuesto por tres motores diferentes, un motor diésel y dos gasolina. El diésel es un 2.0 litros de 4 cilindros que está disponible en 163 y 180 caballos. El primer motor gasolina es también Ingenium de 2.0 litros y 4 cilindros, con 200 y 240 caballos, respectivamente. Yendo más allá, el XE tope de gama actual porta el único motor que no lleva el sello Ingenium, un 3.0 litros V6 con 340 caballos de potencia y que catapulta al XE-S de 0 a 100 kilómetros por hora en 5.1 segundos. Uno de los principales puntos a favor de los nuevos motores de Jaguar es la estructura del bloque y el ensamblaje, constituidos principalmente en aluminio y forjado en una tecnología similar al chasis modular. Con esto también se reduce el peso neto global del cuatro puertas y aporta un mejor balance de pesos.

Lo mejor está por venir

No es ningún secreto que el Jaguar XE se posicionará durante este año como una de las alternativas más interesantes de los habituales en el segmento D. No aterrizará con una gama de motores tan amplio como otros rivales potenciales como el BMW Serie 3 por ejemplo, pero abarcando con rotundidad un amplio espectro de potencia.

Yendo más allá, Jaguar presentará a lo largo de este año el XE de alto rendimiento, que se situará por encima del XE-S y que competirá frente a frente con el Mercedes C 63 AMG o el BMW M3. La potencia neta prevista, superior a los 450 o 480 caballos, podría provenir también de un motor V6. De no ser así, el V8 sobrealimentado de 5.0 litros será el bloque escogido.

Relacionado