Motor, competición y nuevos lanzamientos

Así hace donuts el LaFerrari, nada de guardafundas

0

Cuando Ferrari presentó el LaFerrari a mediados del año pasado, muchos no se lo podían creer. Los de Maranello lo habían vuelto a hacer y si el listón estaba ya muy, muy alto con el legendario Enzo Ferrari, la marca lo volvió a hacer situando en lo más alto de su gama un coche muy exclusivo, prácticamente único, y con el escudo de Ferrari por bandera.

Siendo el primero de la historia de Ferrari en portar un sistema híbrido de importantes características, estamos ante una joya de alto calibre que resulta muy difícil ver en eventos deportivos abiertos al público, como puede ser un trackday, o sin ir más lejos en cualquier carretera europea, imposible verlo con la misma asiduidad que se ven otros modelos de la marca. La mayoría, custodiados por guardafundas, quedan relegados a estancarse en el tiempo como verdaderas joyas para la historia. Luego, por otra parte, existen esos dos o tres que tiran la funda por la borda y nos deleitan con vídeos como este. 

Sólo 499 unidades construidas

Al igual que la producción del Enzo, el LaFerrari tiene una producción limitada y llevada a cabo a mano en la cual no habrá más de 499 unidades, y esta es una de ellas. Exceptuando hipotéticas versiones especiales que llegarán en el tiempo, todas las unidades están ya vendidas en Maranello. En combinación con el sistema híbrido y un V12 atmosférico, el LaFerrari desarrolla 963 caballos de potencia y las capacidades dinámicas sólo la pueden combatir exóticos del mismo calibre que se cuentan con los dedos de una mano.

Si te interesa esta noticia...