Así es la trasera del BMW i8 de producción

0

Todos sabemos que la primavera la sangre altera, y más aún si nos fijamos en una trasera como esta. A pesar del intenso camuflaje que los de Münich han interpuesto entre nuestros ojos y la carrocería de este BMW i8 de pruebas, la evidencia no se escapa de nuestro campo de visión y ante nosotros, tenemos las ópticas traseras finales con las que contará el deportivo híbrido de BMW.

Estamos ante todo un deportivo híbrido de altos vuelos, que no simbolizará el súmmum de la deportividad de BMW, pero que sí será una gran demostración de que los bávaros quieren conseguir un coupé deportivo de altos vuelos, con la eficiencia y el consumo de carburante perfecto que lo haga apto para su uso diario. 

Tal y como te lo adelantamos mucho tiempo atrás, el BMW i8 contará con un motor eléctrico unido a un propulsor de combustión interna que por supuesto, será gasolina. Es interesante recalcar que no hay detalles o información oficial respecto a la potencia de cualquiera de los motores, ya que el prototipo original contaba con un motor turbodiésel de 3 cilindros, unido a un motor eléctrico de 170 caballos. Visto así, parece claro que la potencia final superará con creces los 300 caballos de potencia.

El precio final del BMW i8 superará, con casi total seguridad, los 140.000 euros. Un precio que lo hará convertirse automáticamente en un coche muy exclusivo y simbólico de BMW. La aceleración estimada de 0 a 100 kilómetros por hora, será de 4.8 segundos.

Vía: WCF

Si te interesa esta noticia...