Así se mueve el BMW i8 en Hóckenheim

1

El BMW i8 es un coche que está dando muchísimo de qué hablar, y no es para menos. BMW lo presenta como una alternativa muy eficaz y mucho más eficiente que prácticamente cualquier deportivo medio del mercado. Híbrido, turboalimentado y con 3 cilindros, este coche tiene para hablar largo y tendido. Hoy, con más razón.

Los chicos de Sport Auto han llevado al circuito de Hockenheim en Alemania una unidad 100% stock del BMW i8, tal y como se entrega a los propietarios. Con unos neumáticos que claramente están destinados a maximizar la potencia y no las prestaciones, el resultado es… alucinante. 

Prestaciones de deportivo

El tiempo registrado en el circuito alemán fue de 1:15:02, un tiempo equiparable al de muchos deportivos modernos que otorgan una potencia comprendida entre 350 y 400 caballos, como por ejemplo el Mercedes A 45 AMG, que aunque es un hatchback no deja de ser un deportivo con 360 caballos y además es tracción total. Visto de esta manera, ¿qué más queda que sacar en claro? El BMW i8 es ya una alternativa real, y parece que va a ser sólo el principio.

La tecnología del BMW i8 se comprende como un híbrido un poco especial. La potencia del motor de combustión interna es de 231 caballos a través de 3 cilindros y 1.5 litros de cilindrada. Por otra parte, el motor eléctrico acoplado en el eje delantero ayuda a elevar la potencia neta hasta 362 caballos, repartidos entre ambos ejes (el motor eléctrico mueve el eje delantero) consiguiendo así una mayor adherencia en circuito y bajo condiciones de baja adherencia. Por otro lado, el consumo medio siempre hay que especificarlo, con sólo 2.1 litros por 100 kilómetros recorridos. ¿Qué te parece?

Vía: WCF

Si te interesa esta noticia...