¿El colmo de la excentricidad? Un propietario de un Aston Martin Valkyrie ha pulverizado polvo lunar en la pintura

0

Cuando te vas a marcas de alta alcurnia, encuentras departamentos de personalización donde billetera mediante, pueden ser capaces de cumplir (casi) cualquier exigencia tuya. Exigencias que atienden en muchos casos a buscar un ejemplar con una configuración única e irrepetible entre todas las unidades fabricadas del modelo, algo que lo haga inconfundible.

Precisamente, el caso que hoy te traemos es un claro ejemplo de ello. El usuario de Instagram Lamborghiniks que posee ya otros modelos inalcanzables para el grueso de mortales como el Lamborghini Veneno, Koenigsegg Agera XS o Pagani Huayra BC ha anunciado que ha comprado una piedra lunar que posteriormente ha pulverizado junto con el color rojo (Karosserie Lunar Red) en el que se ha pintado la carrocería de su Aston Martin Valkyrie.

Aston Martin cuando anunció el modelo ya nos introdujo en la gran capacidad de personalización de la que disponía, como la posibilidad de elegir la instrumentación, materiales de los asientos, techos, reflectividad de los paneles de la carrocería, cubiertas de los neumáticos o los colores de los diferentes paneles de la carrocería.

El Aston Martin Valkyrie cuenta con un motor V12 de 6.5 litros en cuyo desarrollo ha participado Cosworth que a su vez cuenta con un sistema de recuperación de energía similar al de la F1 y que entrega una potencia total de 1.145 CV a través de una caja de seis velocidades Ricardo. Esto, unido a una cuidadísima aerodinámica lo convierte en un vehículo capaz de rivalizar en tiempos de circuito con un Fórmula 1.

Si a todo esto sumamos que tan sólo se producirán 150 unidades y de forma adicional, se producirán 25 unidades con especificaciones de circuito -no aptas para circular por la calle-, es evidente que no hace falta recurrir a métodos tan excéntricos para remarcar aún más la singularidad de una unidad en concreto.

 

Si te interesa esta noticia...