Audi SQ5 por ABT: 425 CV y un kit estético que no deja indiferente

0

Todavía no tenemos el RS Q5 en el catálogo de la firma alemana, pero con el Audi SQ5 y el buen hacer de ABT puedes hacerte un aparato serio antes de que llegue el RS Q5, que deberíamos ver a tenor del énfasis en seguir expandiendo la gama de modelos deportivos especialmente en el ámbito de crossovers.

Como sabes, el SQ5 de actual generación está disponible con un motor 3.0 TFSI de 354 CV como el que monta el Audi S5, que entrega 500 Nm de par entre las 1.370 y 5.400 rpm con una caja de cambios Tiptronic de ocho velocidades y tracción quattro. Aunque más adelante tendremos una versión diésel como en la anterior generación (SQ5 TDI), por el momento esta es la única opción disponible y la que ha empelado ABT como base.

Audi SQ5 por ABT: 425 CV y un kit estético que no deja indiferente

La potencia de su motor se ha estirado hasta los 425 CV y 550 Nm de par y lo consigue únicamente gracias a la centralita ABT Power que introduce un nuevo mapa de inyección y soplado con el que arrojar esas cifras manteniéndose dentro de los márgenes seguros que nos garantizarán la fiabilidad del motor.

Como es habitual en ABT, este ‘chispazo‘ lo podremos casar con un kit de carrocería más agresivo compuesto de un paragolpes delantero específico con unas entradas de aire más grandes y un llamativo bajo. También, la calandra es de color oscuro mientras que las aletas delanteras reciben una pieza en fibra de carbono a la altura de los pasos de rueda. El broche final lo ponen las llantas de 20 pulgadas (en diferentes colores y acabados, a gusto del comprador) junto con unas taloneras más prominentes y un alerón trasero en el techo sobre el portón.

Los escapes ‘falsos‘ se reemplazan en su lugar por unos funcionales y con unas atractivas cuatro salidas integradas sobre el difusor trasero.

Si te interesa esta noticia...