Motor, competición y nuevos lanzamientos

BMW: buscando la solución a los arranques en frío

0

Los alemanes están bastante acostumbrados al frío, pero también les gusta cuidar sus coches. Y es que el frío no es precisamente amigo de los coches, sobre todo cuando se trata de arrancar el motor con temperaturas muy bajas. En invierno, con temperaturas bajo cero, no es nada recomendable ponerse en marcha con el motor frío. Ello afecta negativamente a la mecánica e incrementa el consumo de forma considerable. La viscosidad del aceite aumenta lo que produce un efecto inverso en sus propiedades de lubricación. Por ese mismo motivo la fricción entre las partes metálicas se hace notar más y el motor necesita más energía para trabajar. El exceso de rozamiento de un motor frío puede incrementar el consumo hasta 10% comparandolo con un motor caliente. Además otras partes del coche, como catalizadores o filtros, son más eficaces a temperaturas altas.

En BMW están haciendo pruebas de un sistema que pueda evitar el enfriamiento del motor cuando este se deja parado. La mayoría usamos el coche a diario e incluso lo dejamos parado unas horas para volver a arrancarlo y circular con el. Por ello retrasar el enfriamiento del motor durante unas horas sería buena solución. Por ello, están desarrollando una cápsula aislante que funciona como un termo. Rodea el motor y permite conservar la temperatura del mismo durante más horas.

Trás las pruebas realizadas en Munich, los resultados prometen: el aceite del motor ha logrado conservar una temperatura superior a los 40º Celsius trás 12 horas con el motor parado en un ambiente duro de muchos grados bajo cero.

Esperemos que ahora el problema no sea el sobrecalenamiento del motor…

Vía: morgenpost.de

Si te interesa esta noticia...