Motor, competición y nuevos lanzamientos

BMW y Daimler apuestan por la carga por inducción

0

Una de las grandes revoluciones que veremos próximamente en híbridos y eléctricos será la carga por inducción, algo que facilitará con creces la recarga de este tipo de vehículos, haciéndolo algo más cómodo incluso que el repostaje sobre vehículos a gasolina convencionales de la actualidad -siempre que no tengamos en cuenta el tiempo que dura uno y otro-. Si bien, también es cierto que se está trabajando en el tiempo de carga, de forma que con un ratio de carga de 3,6 kW, las baterías de los vehículos híbridos puedan cargarse en menos de tres horas y actualmente aseguran que con el i8, empleando un prototipo de carga por inducción han logrado que se cargue en menos de dos horas empleando un prototipo de una estación de carga por inducción.

El sistema de carga por inducción, consiste en que se trata de una conexión sin cables entre el punto de suminiestro y la carga del voltaje de batería. Por tanto, estacionando encima de uno de estos puntos simplemente conseguiremos que se realice dicha carga. Se prevee que en el futuro se aumente la potencia de carga a 7 kW, algo que permitirá que un BMW i3 pueda cargarse completamente por la noche empleando el sistema de carga por inducción.

BMW y Daimler están trabajando conjuntamente en el desarrollo de un sistema de carga por inducción, y gracias a la firma bávara hemos podido conocer ya una previsualización del funcionamiento de dicho sistema.

¿Cómo funciona la carga por inducción?

BMW y Daimler apuestan por la carga por inducción 3

El sistema de carga por inducción está formado de dos componentes, una bobina primaria con la placa base ubicada en el suelo (por ejemplo, el de un garaje), y otra bobina secundaria en los bajos del vehículo. Gracias a su diseño derivado de la forma circular y del patrón del campo de energía, además de ser compacto y ligero, confina el campo magnético que se genera entre las bobinas con un ratio de carga de 3.6 kW. Actualmente, afirman que su factor de eficiencia es de más del 90%.

¿Cómo se inicia el proceso de carga?

Para iniciar el proceso de carga, una vez situado el vehículo sobre la bobina primaria ubicada (de ahí que cuente con una placa base), tendremos que presionar un botón de nuestro vehículo para activarla. Una vez presionado dicho botón, el vehículo mandará mediante una señal Wi-Fi la confirmación a la estación de recarga para que comience la recarga. Este hecho, permitirá también que dicha recarga pueda iniciarse de forma remota a través de un smartphone, siempre que, claro está, estemos estacionados encima de dicha bobina.

BMW y Daimler apuestan por la carga por inducción 2

¿La climatología afecta a la carga?

En absoluto. Según afirma BMW, ni la lluvia ni la nieve interfieren en dicha carga, puesto que los componentes que se encargan de transferir la electiricdad se encuentran debidamente protegidas. Destacar además que el espacio existente entre ambas bobinas está constantemente monitorizado, para que cuando aparezca un cuerpo entre ellos se detenga de forma instantánea (lo que no han especificado si para reanudar posteriormente su carga requerirá intervención humana o si por el contrario cuando el cuerpo desaparezca se reanuda automáticamente).

Relacionado