Motor, competición y nuevos lanzamientos

BMW llama a revisión a los M5 y M6 y detiene la venta de los mismos

0

El V8 de los nuevos M5 y M6 (incluyendo variantes coupé y cabrio) ha sido alabado desde multitud de medios, y es que no es para menos: V8 de 4.4 litros sobrealimentado (con dos turbos) con una potencia de 560 CV con una carga tecnológica espectacular. Y en su presentación, una de las cosas que destacaba BMW era la excelente lubricación de su motor gracias a su cárter húmedo, capaz de soportar aceleraciones laterales considerables sin reducir su presión de trabajo (uno de los grandes quebraderos de cabeza en coches deportivos).

Y es precisamente, su lubricación, la que trae ahora de cabeza a la marca bávara. Hasta el punto de que ha tenido que detener las ventas de ambos modelos debido a un problema relacionado con la bomba de aceite en el motor S63-TU, debido a que hay una partida de bombas que han salido defectuosas y que no trabajarían a la presión adecuada para el motor.

La bomba de aceite resulta vital en un propulsor, un mal funcionamiento de la misma puede desencadenar en un gripaje del mismo, con las fatales consecuencias que ello conlleva (que en cualquier caso, debería hacerse cargo BMW siempre que se haya llevado el correcto mantenimiento del vehículo al ser un problema de ellos). Por ello, BMW ha mandado una carta a todos los propietarios afectados en los que les invita a dejar de usar el coche para evitar que gripe, invitándoles a ponerse en contacto con la marca para proceder a la reparación del problema.

 

Si te interesa esta noticia...